A la hora de comprar hay que tener en cuenta si la web a la que se accede es de confianza o si ya se ha comprado allí antes.
A la hora de comprar hay que tener en cuenta si la web a la que se accede es de confianza o si ya se ha comprado allí antes.

La pandemia ha ocasionado que más personas dependan del internet, ya sea para trabajo, estudio o entretenimiento. Sin embargo, al estar más conectado en la red también exponemos nuestra privacidad y datos personales. Pensando en ello, los especialistas de ESET comparten los siguientes consejos para disfrutar del internet de manera segura:

1. Antivirus avanzado y actualizado. Es lo primero que debe instalar cualquier usuario en todos sus dispositivos para ganar en seguridad mientras navega. Es importante actualizar el antivirus periódicamente, ya que si no se actualiza pierde eficacia.

2. VPN para reforzar la seguridad. Si bien es cierto que este tipo de conexión privada se asocia más a las empresas, especialmente con el aumento del teletrabajo en los últimos meses, cada vez es más popular entre los usuarios particulares gracias a sus múltiples usos y sus muchas ventajas.

3. Compras online seguras. A la hora de comprar hay que tener en cuenta si laa la que se accede es de confianza o si ya se ha comprado allí antes. Ver los comentarios de otros compradores en esa web o en redes sociales es muy útil para saber el nivel de confianza que se puede tener.

4. Juegos en línea. No proporcionar ningún tipo de información personal y asegurarse de que los nombres de usuario y las contraseñas son diferentes en los distintos juegos y plataformas de juego es fundamental.

5. Webcam. Para ayudar a reducir el riesgo de que la webcam pueda ser hackeada, hay que analizar el sistema en busca de malware con regularidad y comprobar que el ajuste predeterminado de la webcam sea la opción de apagado. Cuando no se esté utilizando, es mejor taparla.

6. Descargas piratas. Cuando se descarga información, del tipo que sea, en una web pirata o páginas de descarga hay riesgo de dejar entrar en los dispositivos una gran cantidad de virus, troyanos o gusanos, que pueden dañarlos, acceder a información privada, recibir publicidad no deseada, entre muchas otras consecuencias.