La artritis es una enfermedad que ataca las articulaciones y sobre todo cuando hace frío. (Foto: ThinkStock)
La artritis es una enfermedad que ataca las articulaciones y sobre todo cuando hace frío. (Foto: ThinkStock)

Las bajas temperaturas, típicas de la , son causantes de distintas enfermedades en el organismo. Entre las más frecuentes se encuentran los. Sin embargo, la sensación de dolor en los huesos y articulaciones también son frecuentes en esta estación.

Marco Almerí, especialista en salud pública, explica que el frío también tiene efectos en nuestro organismo a nivel muscular y articular. “Durante estas temporadas los músculos se tensan para mantener el calor y la temperatura del cuerpo, lo que provoca el . Es decir, que el frío puede provocar un aumento de la viscosidad del líquido sinovial, encargado de lubricar y nutrir al cartílago”, señala el médico.

Por otro lado, indicó que las personas que padecen de , pueden experimentar rigidez muscular e incomodidad durante el invierno. Pero hay que tener en cuenta, que la humedad o el frío no causa ni desencadena tales patologías. Almerí sugiere usar compresas calientes sobre la zona afectada para aliviar los síntomas.

Consejos

“Las rodillas, manos y otras zonas del cuerpo pueden entumecerse y causar mucho dolor. Si esto es muy frecuente y dura más de tres días, no dude en acudir al médico, especialmente si es un menor”, menciona.

Si busca evitar estas molestias a futuro, el especialista recomienda mantenerse activo. Practicar algo de deporte o ejercicio favorece el movimiento de las articulaciones y con esto hacer que se fortalezcan. Además, de tomarse descansos. Las horas de sueño y el reposo son buenas para los huesos.

Asimismo, mantener una buena postura y mantener las articulaciones bien abrigadas evitará rigidez e hinchazón. Y, por último, llevar una buena alimentación (comer frutas y verduras aportará vitamina C, con propiedades antioxidantes y que favorece a la creación de colágeno).

SEPA QUE...

  • La primera causa de incapacidad física en el mundo son causadas por afecciones en el aparato locomotor, según la OMS.
  • Las horas de sueño y el reposo son buenas para los huesos.
  • Una buena postura y las articulaciones bien abrigadas evitará rigidez e hinchazón.
  • Comer frutas y verduras aportará vitamina C, con propiedades antioxidantes y que favorece a la creación de colágeno.

TE PUEDE INTERESAR