Debes lavar las frazadas  cada veinte días y con mucho cuidado.
Debes lavar las frazadas cada veinte días y con mucho cuidado.

Las son infaltables en la temporada de invierno, porque nos dan mucho abrigo al dormir. Por ello, es muy importante mantenerlas limpias, lavándolas cada veinte días. Si todavía no sabes cómo hacerlo, aquí te contamos el paso a paso de su lavado a mano.

1. Antes de empezar a lavarla, sacúdela en el patio o en un ambiente amplio de tu casa para quitar bien el polvo y las pelusas.

2. Con un cepillo humedecido en agua y jabón, limpia los bordes, ya que estos suelen estar en contacto con el suelo.

3. Llena el lavadero con agua, coloca la frazada y echa un poco de detergente. Remueve el agua con las manos para que el producto llegue a toda tu cobija y refriega con fuerza las zonas más sucias.

4. Déjala remojando por media hora y luego enjuágala con agua fría. Exprímela con cuidado para quitarle el exceso de agua.

5. Para secarla extiéndela en un tendedero de manera horizontal y déjala secar al aire libre. Las frazadas más gruesas, tipo tigre, absorben mucho el agua, por lo que el secado podría tardar 12 horas o más.

6. La etiqueta te indicará si puedes lavarla a mano o en seco. Si es de la última manera, tendrás que llevarla a una lavandería.