Al ser un desorden de nuestra mente y nuestras emociones, siempre debes de buscar ayuda profesional de un psicólogo o psiquiatra para ver qué alternativas son las mejores para ti. Foto: Pexels.
Al ser un desorden de nuestra mente y nuestras emociones, siempre debes de buscar ayuda profesional de un psicólogo o psiquiatra para ver qué alternativas son las mejores para ti. Foto: Pexels.

Vivimos en un mundo en que todo gira más rápido y nos esforzamos al máximo para que los resultados en el trabajo y los estudios sean óptimos, sin pensar que esta sobre exigencia nos está causando problemas en nuestro organismo. Esos pálpitos en el pecho, la ira que sentimos cuando algo no sale como quisiéramos, son parte de . Sin embargo, existen alimentos que nos pueden ayudar a combatirla.

La nutrióloga Mauret Rojas de Laviafit comenta cada vez más personas sufren de trastornos de ansiedad. No es ninguna sorpresa, ya que cada vez aumenta más el estrés y eso se debe a la exigencias de nuestras actividades.

La ansiedad se presenta en alrededor del 19% de la población, siendo las mujeres quienes tienen un mayor resto de tenerla en algún momento de su vida.

Al ser un desorden de nuestra mente y nuestras emociones, siempre debes de buscar ayuda profesional de un psicólogo o psiquiatra para ver qué alternativas son las mejores para ti.

Existen diferentes tipos de ansiedad y trastornos relacionados; por lo que un diagnóstico preciso es indispensable para llevar el mejor tratamiento.

A su vez, la nutrición estudia sobre el efecto de diferentes nutrientes en nuestro bienestar mental y aquí te presentamos algunos que han resultado beneficiosos para personas que sufren de ansiedad. Todos estos te ayudarán a tu salud mental mediante diferentes mecanismos que protegen a nuestras neuronas y promueven la síntesis de diferentes mensajeros químicos en nuestro cerebro como el GABA y la serotonina.

CONSEJOS NUTRICIONALES

Consume alimentos ricos en EPA y DHA

Su principal fuente son los pescados grasos y las algas.

El ácido eicosapentaenoico y el ácido docosahexaenoico son ácidos grasos esenciales.

Regulan neurotransmisores en el cerebro como la serotonina y la dopamina.

Previenen la disfunsión de las célular del cerebro asociada a la ansiedad.

Consume más triptófano

Es un aminoácido esencial, no lo produce nuestro cuerpo.

En el cuerpo se convierte a 5-htp y después a serotonina, un mensajero químico que actúa como estabilizador del estado de ánimo.

Fuentes: pavo, avena, atún de lata, nuez de la india, pollo y huevo.

Su consumo disminuye síntomas de ansiedad y depresión.

No olvides la vitamina D

La deficiencia de esta vitamina está ligada a la depresión, se asocia con un reducción de emociones negativas.

Según un estudio publicado en el 2020, su suplementación se asocia con una reducción de emociones negativas.

Reduce niveles de neopterina, un biomarcador de inflamación.

Incrementa la concentración de serotonina.

Consume suficiente magnesio

Es un mineral que participa en procesos psiconeuroendocrinos y modula la actividad del eje hipotalámico pituitario adrenal.

Previene la muerte neuronal.

Su deficiencia aumenta el comportamiento relacionado a la ansiedad.

Se deben consumir entre 75 y 360 mg al día.

Busca alimentos antioxidantes

La ansiedad se correlaciona con un estado antioxidante tal reducido

Los antioxidantes disminuyen los radicales libres y suprimen las vías del estrés oxidativo, protegiendo contra el daño neuronal.

Algunas fuentes son: berries de todo tipo, cítricos, zanahoria, espinaca, brocolí y leguminosas.

Toma té verde

El té verde es una de las principales fuentes del aminoácido L-Teanina.

La L-Teanina es muy estudiada debido a que tiene un efecto antiansiolítico.

Su efecto se potencia por la epigalocatequina del té verde.

La dósis sugerida son 200 a 400 mg diarios.

Te puede interesar: