No hagas caso a las críticas destructivas de tu familia política. Foto: iStock.
No hagas caso a las críticas destructivas de tu familia política. Foto: iStock.

“Mi pareja se deja llevar por los comentarios de su familia. Incluso, a veces, ellos influyen en las decisiones que, se supone, solo debemos tomar él y yo. Esta situación me agobia demasiado”. Mariana, 36 años.

MIRA ESTO: ¿Qué cambios hormonales experimentan los hombres cuando sus parejas están embarazadas?

En estos momentos, al igual que Mariana, varias mujeres tienen que soportar que la familia de su se entrometa en su relación. Ya han hablado del tema con sus galanes y los primeros días hay un cambio, sin embargo, con el pasar del tiempo todo vuelve a lo mismo. El psicólogo y terapista de parejas Walter Hinojosa señala que parte de la culpa de que esto suceda recae en el hombre, pues este acepta que su madre, padre, hermanos o primos se sientan con el derecho de influir en sus decisiones y decirles cómo deben vivir la relación o criar a sus hijos.

LEE AQUÍ: ¿Él antes que tú? Postergar tus metas no es un acto de amor

¿Cómo lo soluciono? El especialista recomienda lo siguiente:

♦Un elemento primordial para sobrellevar la intervención de la familia en tu hogar y crear una relación de pareja sólida ante las adversidades es estar plenamente seguros del compromiso que has adquirido con la persona que amas.

♦Conversa con él y exprésale tu verdadero sentir por la intervención excesiva de su familia en la relación.

♦No te guardes esa incomodidad, él debe saberlo.

♦No hagas caso a las críticas destructivas de tu familia política.

♦Trátalos con cariño y evita cualquier discusión o roce, pero si alguien te ofende o te falta el respeto, debes hacerle entender que no se lo vas a permitir.

♦Muéstrate tal como eres y, por ningún motivo, compares tu familia con la de tu pareja. Siempre resulta ofensivo.

♦Si la situación no mejora, dialoga con ellos y explícales que ahora su hijo y tú son un hogar. Si no entienden, una buena opción es mantener una distancia prudente para evitar los conflictos.

RECUERDA QUE...

La persona con la que has decidido vivir tus momentos de mayor alegría y tristeza merece tu respeto. Siempre tenlo presente.

MÁS INFORMACIÓN: