El uso prolongado de ciertos medicamentos también puede aumentar el riesgo de padecer osteopenia.
El uso prolongado de ciertos medicamentos también puede aumentar el riesgo de padecer osteopenia.

Los y tener una vida sedentaria, en el que no se hace ejercicio físico de manera suficiente. Vicios como fumar o abusar del alcohol pueden provocar la osteopenia. Esta afección comienza a medida que se va perdiendo masa ósea y sus huesos se debilitan.

Para Boris Garro, reumatólogo de la clínica Ricardo Palma, la osteopenia sucede cuando el interior de los huesos se vuelve quebradizo por un descenso progresivo del calcio. “Esto es muy común a medida que envejece. La masa ósea total alcanza su punto máximo alrededor de los 35 años y los que llegan a tener osteopenia tienen un mayor riesgo de padecer ”, explica.

En las mujeres, la tasa de pérdida ósea se acelera después de la menopausia, cuando los niveles de estrógeno disminuyen. Debido a que los ovarios producen estrógeno, se puede debilitar más rápido los huesos si ambos se extirpan quirúrgicamente.

El especialista señala que este mal es silencioso y ataca sin que la persona se de cuenta, pero sí puede originar fracturas o roturas de hueso, que tienden a ocurrir una vez que avanza la enfermedad y llegar hasta la osteoporosis.

Cómo tratarla

- Salir a al día puede marcar la diferencia para no padecer de osteopenia. También existe variedades de ejercicios o disciplinas como el pilates, que se puede practicar desde casa.

- Si el médico lo autoriza consumir calcio y vitamina D en su dieta. Los productos lácteos descremados y bajos en grasa, como yogur, queso y leche, son buenas fuentes para fortalecer los huesos.

- Las yemas de huevo, el pescado de agua salada, el hígado o los cereales enriquecidos con también son buenas opciones.

- Deje de fumar o usar tabaco.

- Evite o limite el consumo de alcohol y el consumo de bebidas carbonatadas.

- Los trastornos alimentarios, como la anorexia nerviosa y la bulimia, pueden disminuir la masa ósea.

SEPA QUE

Una persona puede vivir con osteopenia, siempre y cuando el diagnóstico y tratamiento sea temprano. Puede ayudar a prevenir la osteoporosis y futuros problemas de salud.

Para saber que tiene osteopenia, su médico le indicará que se haga una densitometría y seguir un tratamiento.