La manga gástrica se ha convertido en una opción para los pacientes con obesidad y sobrepeso.
La manga gástrica se ha convertido en una opción para los pacientes con obesidad y sobrepeso.

La obesidad ha alcanzado proporciones de pandemia (no infecciosa) a nivel mundial. Cada año fallecen más de 2,8 millones de personas a causa de esta enfermedad, de acuerdo con los reportes de la Organización Mundial de la Salud (OMS). El Perú no es ajeno a esta realidad. El 70% de los adultos, entre 30 y 59 años, sufre de sobrepeso y obesidad, según los reportes del Centro Nacional de Alimentación y Nutrición (Cenan) del Instituto Nacional de Salud (INS). Ambas condiciones también afecta al 42.4% de jóvenes, al 32.3% de escolares, al 33.1% de adultos mayores y al 23.9% de adolescentes.

Aquí radica la importancia de adquirir buenos hábitos nutricionales desde la infancia. Múltiples estudios asocian la obesidad y sobrepeso con el desarrollo de diversas enfermedades, que pueden afectar seriamente la calidad de vida y, en el peor de los casos, ocasionar la muerte de quien la padece.

En este contexto, la manga gástrica se ha convertido en una opción para los pacientes con obesidad, sobrepeso importante y con factores de riesgo como: hipertensión, diabetes y males cardiovasculares que pueden complicar su cuadro, si no logran una reducción de peso significativa, en un tiempo determinado.

La manga gástrica

Fernando Salazar, gastroenterólogo de la Clínica Ricardo Palma, explica este procedimiento restringe la capacidad volumétrica del estómago para que se llene más rápido y con menos comida. De esta manera, el cuerpo empieza a consumir su propia energía utilizando sus reservas acumuladas en la grasa.

Es una cirugía irreversible. El estómago queda reducido para siempre. Sus principales ventajas son: pérdida de peso significativa, es un procedimiento laparascópico, es decir, casi no deja cicatrices, y el tiempo de recuperación es relativamente rápido. Sin embargo, es importante que el paciente adquiera buenos hábitos alimenticios y realice ejercicio para que sus beneficios se mantengan en el tiempo.

“Si el paciente se descuida y sigue con dietas altas en grasas y carbohidratos ganará peso a mediano plazo. El estómago se dilatará y empezará a asimilar los alimentos de acuerdo con la cantidad de comida que reciba”, recalca el especialista tras subrayar que hay otras opciones para eliminar kilos extra que no son tan radicales.

Otras alternativas

Dependiendo de cuánto peso se requiera bajar, existen diferentes tratamientos médicos (todos acompañados de una buena alimentación y actividades deportivas) que pueden ayudarnos a recuperar la silueta y evitar el desarrollo de un sinnúmero de patologías.

Por ejemplo, medicinas que suprimen el apetito o bloquean la absorción de la grasa ingerida y procedimientos endoscópicos. El más conocido es la colocación de balón endoscópico. Este actuará como elemento restrictivo y hará que el paciente se sienta lleno con solo comer la tercera parte del plato que usualmente se servía. Este procedimiento permite perder peso a buen ritmo, pero es fundamental que la persona siga una dieta balanceada pobre en grasas, dulces y carbohidratos.

El doctor destaca que el apoyo nutricional y psicológico es fundamental en el acompañamiento de estos tratamientos para alcanzar resultados positivos a mediano y largo plazo. Es importante que el paciente tenga una relación saludable con la comida y aprenda a manejar sus emociones sin poner en riesgo su salud.

El 70% de los adultos entre 30 y 59 años sufre de sobrepeso y obesidad, según los reportes del Instituto Nacional de Salud (INS).
El 70% de los adultos entre 30 y 59 años sufre de sobrepeso y obesidad, según los reportes del Instituto Nacional de Salud (INS).