Lima Sur: ‘Los niños ganan confianza con los caballos’

Jinete enseña a pequeños de 2 años y medio a montar Caballos de Paso, en Lurín.

Cabalgatas Perú

Cabalgatas Perú

Claudia Arbulú es peruana-belga y aprendió a cabalgar desde los 7 años en Europa. 

Nada más majestuoso en estas Fiestas Patrias que ver el andar de un caballo peruano de paso. En Lima Sur , una mujer estrechamente vinculada con este equino es Claudia Arbulú Smet, quien a los 7 años aprendió a montarlo y a los 13 ya tenía uno propio. Desde muy joven, participó en competencias de salto y adiestramiento equino en Europa, donde vivió 20 años.
Ahora, en Lurín, enseña a niños a montar caballos peruanos de paso a través de su escuela Cabalgatas Perú.

¿Cuánto tiempo como profesora de equitación?
Empecé a dictar clases hace 5 años. Primero a adultos y ahora a niños de 2 años y medio para arriba.

¿Cómo se le enseña a un niño a perder el miedo al caballo?
Lo que hago mucho es enseñarles a través del juego, con carreras para zigzaguear entre conos o jugar a las chapadas. Los niños se relajan mucho y olvidan que tienen miedos.

No debe ser lo mismo enseñarle a un niño que a un adulto.
No, a los niños menores de 4 años se les enseña a sentir el movimiento del caballo montando junto a un adulto. Poco a poco, toman las riendas y el control del caballo. A partir de los 4 o 5 años ya empiezan a dominar solos el caballo.

¿Se necesita lograr un vínculo entre el animal y quien lo monta?
Sí. A niños o adultos se les enseña a cepillar y ensillar su caballo, esa es la mejor forma de crear una relación entre ambos.
¿Qué tan beneficioso puede ser para un niño aprender a cabalgar?
Pueden ser físicos y mentales porque la equitación hace trabajar la mayoría de los músculos. Además, mejora la concentración. Por eso, los caballos se usan con niños que tienen déficit de atención o hiperactividad. Estimula la confianza, la autoestima y el autocontrol.

¿Por qué es mejor cabalgar con un caballo peruano de paso?
Este ejemplar tiene el andar más suave del mundo, por sus pasos en cuatro tiempos laterales, no golpea la espalda como otras razas de equinos. Esto beneficia a niños pequeños que aún están desarrollando su esqueleto y su columna vertebral, así como a adultos con problemas de espalda que desean montar a caballo.

¿La equitación es un deporte caro?
Tomar clases de cabalgata no lo es tanto. Lo costoso es mantener el caballo.

¿Hasta dónde quieres llegar con tu escuela?
La idea de la escuela nació por la demanda que había y lo que queremos lograr es promocionar el caballo peruano de paso y que haya más aficionados a este hermoso equino.

Ir a portada