Existen varias causas que pueden provocar que tu perro se muerda la cola y otras partes del cuerpo. (Foto: Sart Face / Pexels)
Existen varias causas que pueden provocar que tu perro se muerda la cola y otras partes del cuerpo. (Foto: Sart Face / Pexels)

Cada comportamiento de las tiene un significado y, por más que parezcan curiosos, son señales de su estado de salud, una forma de expresar felicidad, lo que necesitan o les incomoda. Por eso, los dueños deben estar alertas a cada cosa que hagan sus , como morderse la cola.

¿Qué puede significar este acto?

Heridas

En las visitas al parque es muy fácil que los perros se dañen con ramas o plantas. Las heridas pueden estar en distintas partes de su cuerpo, pero si es en la cola se querrán morder y lamer la zona para aliviar la escozor.

Es importante que revises el estado de su piel y pelaje para evitar que se infecte y brindarle los cuidados necesarios.

Parásitos externos

Esto provocará molestias y picores y, para deshacerse de ellos, el perro intentará morderse para matar las garrapatas o pulgas.

Para evitarlo es vital desparasitarlo de forma interna y externa con la ayuda de un veterinario y así evitar que contraiga enfermedades durante sus paseos diarios.

Daños en la piel

Enfermedades como la sarna, hongos o alergias deterioran la piel de los canes. Para sentirse mejor, ellos intentan morderse el rabo y aquellas zonas que están irritadas.

Si notas que tu perro se rasca, lame y muerde con frecuencia, llévalo al veterinario para que lo revisen y no se complique luego.

Problemas en las glándulas anales

Un mal funcionamiento de estas puede derivar males como quistes, inflamaciones y otro tipo de enfermedades. Esto hará que se quiera morder la cola y rascarse mucho en esa zona. Aquí también es importante la revisión de un experto.

Hernias y problemas en la columna

En perros adultos son comunes la osteoartritis (degeneración progresiva del cartílago articular que provoca la aparición de un tejido nuevo en las articulaciones y genera mucho dolor) y las hernias discales. Esto hará que se mordisquee la zona para intentar solucionar el problema.

Aburrimiento o problemas de conducta

Si nunca lo ha hecho y empieza de manera repentina, puede que sea por aburrimiento y solo quiera jugar y entretenerse un rato. Lo mejor es darle juguetes que capten su atención, no se le haga un hábito y termine siendo un problema de conducta que afecte su comportamiento.

Si se siente abandonado y sin opciones de socialización, el perro se comportará de esta manera para llamar la atención.

¿Cómo ayudarlo?

Si no sabes qué hacer para que tu perro deje de morderse la cola, aquí te dejamos algunas pautas:

  • No lo regañes y sácalo a pasear o juega con él para que se agote y no tenga ganas de morderse.
  • Dedícale tiempo para que no se sienta solo y recurra a morderse la cola.
  • Dile ‘NO’ alto y claro. Eso es mejor que castigarlo.
  • Ayúdalo a liberar el estrés jugando con él o corriendo en el parque.
  • No dejes de estar pendiente a revisar su pelaje y cola para comprobar que estén en perfecto estado.

Si pese a todo tu perro sigue con esa conducta, es mejor visitar un veterinario y verificar que esté bien de salud.


¿Por qué lavar seguido su plato de comida?

Los restos de alimento son peligrosos y muchas bacterias y virus podrían continuar existiendo dentro del recipiente, por lo que deberás desinfectarlo.

Lo mismo sucede con los bebederos donde pones su agua. Es probable que quede un poco estancada y se convertirá en el lugar perfecto para la aparición de todo tipo de parásitos, según desde el blog ‘Dog houser’.

¿Cómo mantenerlos limpios?

Lo recomendable es lavarlos de forma diaria con agua y detergente líquido para lavavajillas. Sigue estos pasos a detalle:

  1. Comienza por retirar todos los residuos que puedan estar acumulados dentro del plato.
  2. Evita usar la misma esponja que empleas para los platos de cocina. Busca una aparte y cámbiala con frecuencia. Tampoco hagas el proceso en el fregadero de la cocina. pues puede haber una contaminación cruzada y perjudicar a otro integrante de la familia.
  3. Lava la parte interna o externa del plato y presta atención a las áreas en las que la comida se haya endurecido.
  4. Límpialos con agua caliente para retirar todas las sustancias u organismos que pudieran quedarse adheridos y ten en cuenta que es importante no dejar rastro del jabón utilizado.
  5. Seca bien los platos para que no quede ninguna parte mojada o húmeda. Puedes utilizar un secador o papel toalla.

VIDEO RECOMENDADO

¿Qué cuidados se deben tener?

Mascotas ancianas: ¿Qué cuidados se deben tener?
Mascotas ancianas: ¿Qué cuidados se deben tener?

TE PUEDE INTERESAR