Malas noticias: La mejor forma de darlas

Sé claro y directo, pero sin dejar de ser empático

Familia
Familia
Familia

Más sobre:

Familia

A nadie le gusta dar malas noticias, pero en ocasiones, es necesario hacerlo, por eso, es importante aprender a dar una información de este tipo. Según diversos especialistas, la manera ideal de hacerlo es siendo claro y directo, pero sin dejar de ser empático, es decir, no uses palabras hirientes o fuera de tono. A continuación algunos consejos para saber cómo actuar ante esa situación:

Elegir el momento.
Hay que buscar el lugar y ser oportuno, además, debe hacerse cuanto antes.

Explicación. Primero debes dar los antecedentes y luego, cuando la otra persona te lo pida, dar los detalles del caso.

Sentarse. Ayuda a evitar alguna lesión por desmayo y también poder ser controlado ante un ataque de nervios.

Comprensivo. Es importante no ser crítico y respetar la reacción del otro, incluso mostrar empatía para entender sus reacciones. Pero, jamás te pongas a llorar con el otro.

No implicarse personalmente. Si la noticia no tiene nada que ver contigo, no utilices el ‘yo’, mantén tu distancia.

SABÍAS QUE...

Tras una mala noticia, el mundo no se acaba, muchas veces es una nueva oportunidad para hacer algo distinto. No te desanimes.

Ir a portada