Conoce la historia de la 'Bodega Sarita' en Los Olivos. (Foto: Trome)
Conoce la historia de la 'Bodega Sarita' en Los Olivos. (Foto: Trome)

Desde hace 21 años, Eliza Robles Román ayuda a su esposo a sacar adelante a su familia con su ‘Bodega Sarita’, en . Esta mamita de Áncash llegó a Lima en 1995 siguiendo las expectativas de trabajo de su marido, ingeniero industrial, quien fue llamado a la capital por sus jefes para hacer unas obras en la ciudad.

LEE: Flor Rojas: “Comencé vendiendo marcianos y ahora tengo mi bodega”

Al inicio, ella se quedaba en casa atendiendo a sus tres hijos, en ese entonces pequeños, pero se sentía ‘corta’, como ella misma dice, al no tener otra actividad que realizar. Así que un día sacó una mesita a la puerta de su vivienda y se puso a vender algunos productos de abarrotes.

Al año pude ampliar mi negocio y tener una bodeguita. Con el paso del tiempo he logrado consolidarme en el barrio. Pese a que tengo competencia, mis clientes me prefieren por la buena atención que les brindo”, dice orgullosa esta comerciante.

Robles afirma que en su experiencia como bodeguera ha aprendido que es necesario tener un poco de carisma, además de capacidad para ofrecer soluciones al cliente en caso no se tenga el producto que solicita.

Yo puedo vender hasta piedras y lo hago con cariño. Me gusta mi negocio, me distrae, me hace estar activa. Como mis tres hijos ya son profesionales, entonces tengo tiempo libre y lo invierto ordenando y limpiando mi negocio”, agrega con entusiasmo.

También cuenta que este jueves 12, Día del Bodeguero, estará contando su experiencia en una reunión con un grupo de colegas.

He logrado tener lo que tengo con constancia y esfuerzo. Y Backus ha sido mi gran aliado, no solo por las charlas y asesorías, sino también porque ahora ofrece créditos en sus productos. Con mi estrategia de venta estoy saliendo adelante”, añade esta ama de casa que ahora se siente realizada como pequeña empresaria.

APRENDE A DESARROLLAR TU CARISMA

+ Cuando los clientes ingresen a tu tienda pregúntales cómo están, qué tal su día y sobre todo, qué necesitan.

+ Aprende a comunicarte efectivamente. Esto te ayudará en tu negocio y en tu vida personal.

+ Así compre o no en tu local, debes agradecer a la persona por su visita.

+ Lanza algunos cumplidos. Recuerda que deben ser sinceros y no aduladores. Que no se vea que es algo ensayado.

+ Ofrece soluciones a tus clientes y siempre bríndales opciones cuando no tengas un producto en stock.

MIRA: Joseph Chocce de la bodega ‘Doña Julia’: “Mi reto fue repotenciar el negocio familiar”

CHARLA POR EL DÍA DEL BODEGUERO

‘La voz del bodeguero. Edición especial con Doña Chela’ es una charla virtual que brindará Backus este jueves 12 a las 6 de la tarde, a través de su canal de Facebook. Aprenderás técnicas para potenciar tus ventas, fidelizar a tus clientes y más.