Ahorra en el cuidado de tus mascotas con estos consejos

Comprar la comida, vacunas y baños de tu mascota no tienen que afectar tu bolsillo

Mascotas
Mascotas
Mascotas

Más sobre:

Mascotas

Queremos tanto a nuestras mascotas que nos gusta engreírlas al máximo, sin tomar en cuenta que exagerar en ello nos puede costar caro. Mantenerlos alimentados, saludables y bien cuidados no tiene por qué afectar nuestro bolsillo, basta con organizarte y comprar de forma inteligente. Sigue estos consejos.

ALIMENTACIÓN
Una vez que has identificado la comida ideal para tu animalito, lo mejor es comprar en grandes cantidades (costal). Siempre va ser más económico adquirir el producto al por mayor que por kilos. Algunas marcas los ofertan a precios especiales por sus páginas web.

OFERTAS
No dejes de ver las promociones que hacen los supermercados sobre la comida, accesorios o productos de baño. El 2x1 o el segundo con 70% de descuento, son buenas oportunidades de compra. Atenta.

BAÑO
A veces bañar a tu mascota parece misión imposible y prefieres pagar para que un tercero lo haga, pero ten paciencia y hazlo tú misma. Bañarlo reforzará el vínculo entre ambos, y ahorras dinero.

PELAJE
Parece obligatorio llevarlos a que les corten el cabello, pero ¿has calculado cuánto gastas al año por dos cortes al mes? Si el resultado te sorprende, será mejor considerar comprar una máquina de corte y hacerlo tú misma. No es difícil, puedes ayudarte con un video de YouTube y listo.

UÑAS
Las uñas deben permanecer cortas siempre. Para conseguirlo sin perder tiempo ni dinero, saca a tu mascota a que corra todos los días, de esta manera, se van limando de forma natural y de paso estará en forma.

VACUNAS
Luego de pagar por las primeras vacunas de vida, las complementarias puedes adquirirlas a precios bajos en campañas médica caninas, elige ir a una confiable preguntando a las asociaciones de animales o a tu veterinario. b

+DATOS

Llévala a revisiones periódicas con el veterinario, te evitarán sustos sobre la salud. Aquí el consejo de ahorro es: mejor prevenir que curar.

Ir a portada