Descubre los beneficios de pasear a tu mascota.
Descubre los beneficios de pasear a tu mascota.

El perro es un animal que , pero ¿sabes por qué? La adiestradora canina Mercé García nos explica cuáles son los beneficios de este hábito para tu mascota, teniendo en cuenta que para tu es fundamental oler su entorno. De esta manera obtiene información del mundo que lo rodea, aprende cosas nuevas y se relaciona con otros canes.

TAMBIÉN LEE: Recomendaciones para viajar con tu mejor amigo de cuatro patas

+ MEJORA LA SOCIABILIZACIÓN. Los perros son animales sociables que necesitan relacionarse con su entorno, de lo contrario pueden adquirir fobias o problemas de comportamiento.

+ AUMENTA LA ESTIMULACIÓN MENTAL. Salir a pasear y practicar juegos son una excelente forma de estimular su mente y evitar que haga travesuras en casa.

+ CAMBIA LA RUTINA. La vida de los peluditos es mucho más simple que la nuestra, así que es sumamente importante que tenga un estímulo, como salir a pasear. Se sentirán felices.

+ MEJORA EL VÍNCULO AFECTIVO. Una forma de mejorar la relación afectiva entre tu perro y tú es que participes en actividades divertidas para él.

+ AYUDA A CONTROLAR SU PESO. Las caminatas pueden hacer mucho para controlar la obesidad.

+ CONTROLA LA ANSIEDAD. Los perros al igual que las personas pueden sufrir estrés y ansiedad por diferentes motivos. Las actividades físicas lo ayudan a relajarse.

MIRA: 4 consejos para cuidar a tu mascota de los golpes de calor

EN VERANO

En los días calurosos lo más conveniente es pasear a primera hora de la mañana y al final de la tarde, ya que el sol intenso puede quemar la piel del animal.

TAMBIÉN LEE: LOS MEJORES HUESOS PARA LOS PERROS

Conoce cuáles son los huesos que tu perro sí puede comer.
Conoce cuáles son los huesos que tu perro sí puede comer.

Muchos dueños evitamos darle huesos a nuestros perros y pueden dañar su salud. Sin embargo, no hay que olvidar que estos animalitos son carnívoros por naturaleza y tienen una dentición preparada para roer piezas óseas muy duras y sin riesgo.

La adiestradora canina, Mercé García, advierte que los huesos cocidos son peligrosos, ya que pueden causar perforación intestinal, estreñimiento, heces con sangre o alguna obstrucción.

Lo ideal es darle huesos crudos, pues aportan calcio, fósforo y minerales. Además, a los perros les encanta por su sabor y se entretienen masticándolo por horas. Hay que tener claro que su consumo recomendado es una vez a la semana”, aclara.

Deben ser grandes, según el tamaño del can, y en formas redondeadas para evitar que se rompan. En este grupo, clasificado como huesos recreativos, están el hueso de la rodilla, el codo, el fémur y la cadera de la res, así como costillas enteras de ternera.

Entre los huesos comestibles y fáciles de digerir están: el cuello de pollo, pavo y cordero. También alitas de pollo picadas, pata de pollo y cartílago de la pechuga del pollo.

Debes supervisarlo mientras come para poder actuar con rapidez ante cualquier eventualidad. También es importante que los huesos sean frescos y de calidad. La dieta BARF incluye huesos crudos para los perros y otro tipo de alimentos que no son procesados”, agrega.

tags relacionadas