Lo primero que debes hacer si tu perro orina donde no quieres, es descartar las causas médicas. (Foto: Pixabay/Referencial)
Lo primero que debes hacer si tu perro orina donde no quieres, es descartar las causas médicas. (Foto: Pixabay/Referencial)

Es muy común que los perros orinen en casa durante su , ya que aún no están suficientemente entrenados y además no controlan su vejiga. Pero ¿Qué pasa cuando su engreído de y por más que lo saque a pasear no modera su actitud?

El veterinario Pancho Cavero, aconseja, primero, educarlo correctamente, tal vez aún no tiene claro que no puede orinar dentro de casa. Para ello, es necesario regañarlo cuando hace pipí o castigarlo con no darle sus galletas preferidas. “Los perros están en constante aprendizaje sobre qué deben hacer, es un mito que solo los cachorros entienden más. Una forma es cumplir con unas , es decir, salir siempre a las mismas horas “al baño” y así no se adelante en casa”, explica.

Otra razón es que su can esté sufriendo de micción sumida debido al estrés o los cambios de . Cuando el perro se siente inquieto por algo o está en situaciones estresantes, se produce una liberación involuntaria de orina causada por la contracción de los músculos de la pared abdominal.

Cavero añade también que la llegada de una nueva mascota, un bebé, alguien de la casa que se ha ido o ha fallecido, lo llega a poner nervioso y desencadena este comportamiento. “Los perros son muy sensibles a los cambios de rutina en su entorno y suelen mostrar su ansiedad a través de comportamientos inadecuados”, indica.

Video viral | El tierno momento en que un perro con frío se refugia en la bata de su dueña
Video viral | El tierno momento en que un perro con frío se refugia en la bata de su dueña

Marcaje territorial

Mayormente se da en machos y suelen orinar en diversas partes de la casa, pues sienten la necesidad de marcar ciertos lugares para recordar que ellos son los engreídos del hogar.

Y, por último, alguna enfermedad que pueda sufrir la mascota. Algunos perros con, infecciones urinarias, cálculos en la vejiga o diabetes suelen no poder controlar la orina, al igual que los canes ancianos. Una de las soluciones es consultar el veterinario y tratar cuánto antes las dolencias.

Tags: