Máscotas: Hazle su disfraz de Halloween a tu perro, da rienda suelta a tu creatividad

Pasa un momento divertido con tu amigo de cuatro patas

Perros
Perros
Perros

Más sobre:

Perros,

Mascotas

Falta tan poco para el 31 de octubre que si deseas disfrutar de esa noche al lado de tu mascota, nada te debe detener, ni siquiera el dinero. Tú misma puedes elaborarle un disfraz con objetos simples ¡Manos a la obra!

SUPERCAN. ¿El perro de acero? Quizá no, pero con una casaca de espuma, un antifaz rojo hecho de cartulina o plástico y su capa del mismo color, tu amigo destacará entre multitudes con sus superpoderes.

ESQUELETO. Crea este atuendo con una cartulina negra doble. Le pegas encima unos huesos que puedes hacerlos tú mismo o encontrarlos en alguna librería, y se lo cuelgas en el cuello. Tu perrito no matará de miedo, pero sí de risa.

PRINCESA. No todos los disfraces deben ser espeluznantes. En esa mágica noche, tu perrita puede ser una alteza con tutú. Le añades una blonda con diseño en la pretina y unos tirantes rosados para sus patas superiores. Sellas con la infaltable corona ¡De ensueño!

MOMIA. Solo necesitas unas vendas. Dibujas una línea anaranjada en cada lado, a lo largo de las tiras (esto le dará más realismo al disfraz). Luego, envuelves a tu engreído lo más aterrador posible, sin ajustar demasiado.

ENFERMERO. Si tu compañero vela incondicionalmente por tu salud (emocional), dándote mucho cariño y amor, entonces no desaproveches esta ocasión para vestirlo de enfermero. Tú cargas su kit de primeros auxilios y ambos disfrutan del recorrido.

SABÍAS QUE...
Antes de salir de casa, ponle a tu perro su placa de identificación con su nombre y un número telefónico. Por seguridad y para que las personas que se le acerquen sepan su nombre.

+DATOS
Fíjate que el atuendo no obstruya su visión, no sea demasiado ceñido ni muy flojo, que moleste al can al caminar. Mientras menos cosas le pongas encima, mejor.

Ir a portada