Mascotas
Mascotas

Por: Francesca Bravo

Suben las temperaturas y empezamos a consumir cosas heladas para aplacar el calor, pero ¿nuestro perrito también puede hacerlo? La respuesta es sí; sin embargo, hay que tener algunas consideraciones.

“Cuando la mascota regresa muy agitada, cansada y jadeando luego de un paseo en pleno sol, debemos esperar que su temperatura se nivele bajo sombra y luego ofrecerle un cubito de hielo. Antes no, porque podría sufrir un choque térmico que le genere problemas intestinales y digestivos”, advierte la veterinaria de Gabrica, Sandra Castelblanco.

Hay que tener en cuenta que los cubos de hielo no deben ser muy grandes porque el animal querrá morderlos y se lastimaría los dientes. Además, hay que verificar que no tengan puntas porque podrían lastimarle las encías.

“También pueden ofrecerles cubos de hielo que adentro tengan fruta picada, como manzana o papaya. Esto los ayudará a mantenerse hidratados y saciados del calor”, agrega Castelblanco.

ADVERTENCIA

Lo que no pueden consumir es helado como tal, que contiene leche, colorantes y químicos. Estos al tener altos niveles de azúcar procesada se vuelven intolerantes y más la lactosa les puede generar gases, diarreas y vómitos.