Tips para que tu perro te deje de pedir comida en la mesa.
Tips para que tu perro te deje de pedir comida en la mesa.

A todos nos ha pasado alguna vez que al estar comiendo en la mesa, de pronto notamos que nuestro, incluso se llega a apoyar en la mesa esperando que le convidemos algo de nuestro plato. Este comportamiento lo tomamos , pero expertos de la plataforma indican que no debería ocurrir.

LEE: Mascotas: Cuatro razones por las que tu perro no te obedece

Explican que esto sucede por dos motivos principales. El primero es para conseguir alimento y el segundo porque quiere atención. Recuerda que para tu perro obtener comida es altamente gratificante, ya que tiene una doble recompensa: la propia comida y el hecho de conseguirla.

“Tu perro sabe que pedir y esperar pacientemente tiene su logro. Así que tenemos que enviarle un mensaje claro: por mucho que espere no recibirá nada. Para lograrlo todos los miembros de la familia, e incluso las visitas, deben colaborar”, aclaran.

MIRA: Mascotas: 7 consejos para viajar con tu engreído de cuatro patas

Ante esto, nos comparten unos tips:

♦ Deja de darle comida en la mesa.

♦ Sírvele su plato (balanceado) antes de que empieces con el tuyo.

♦ Ignóralo cuando lo haga. Será difícil, pero reforzará el mensaje.

♦ Durante tu alimentación mantenlo ocupado con juguetes para morder.

♦ Sé fuerte y constante, llevará un tiempo corregirlo.

♦ No uses la violencia porque él no entenderá lo que pasa.

TAMBIÉN LEE SOBRE: ¿POR QUÉ MI PERRO ME PERSIGUE TODO EL DÍA?

Razones por las que tu perro te sigue todo el día.
Razones por las que tu perro te sigue todo el día.

. Te diriges al baño y tu  te sigue, vas a la cocina o cualquier otro lugar y sucede lo mismo. Incluso se mete entre tus piernas y no te deja avanzar. ¿Esto es normal? ¿Qué es lo que está pasando con él?

El veterinario de la plataforma Priority Pet, Cristian Goycochea, explica que los perros pueden generar dependencia emocional hacia sus dueños, sobre todo ahora que estamos más tiempo en casa debido a la pandemia.

“El estar todo el día con ellos genera un apego mayor. Hay que recordar que las mascotas son animales de costumbre, por eso es importante reforzar las reglas de la casa. Si hemos sido muy permisibles, adoptarán nuevas conductas que a la larga serán dañinas para ellos”, agrega.

Pero, ¿es peligrosa esta dependencia? Se vuelve perjudicial cuando el estado emocional genera problemas de agresividad y trastornos de ansiedad. En ese momento debemos implementar cambios en la rutina para que se acostumbren nuevamente a permanecer solos por algunas horas.

Ante esto, Goycochea nos comparte algunos tips:

♦ No ser muy permisibles.

♦ Reforzar la interacción con juguetes antiestrés.

♦ Dejarlos solos por intervalos cortos de tiempo y luego ir ampliándolos.

♦ Premiarlos cuando no ocasionan problemas en casa.