Consejos para ayudar a calmar los bochornos de la menopausia.
Consejos para ayudar a calmar los bochornos de la menopausia.

Estamos viviendo la época más calurosa del año y lógicamente nos sentimos acaloradas, pegajosas y fastidiadas. Pero no debemos confundir este malestar con los ocasionados por la, ya que son muy diferentes, y si estás al filo de los 50 años o ya los pasaste, sabrás de lo que estamos hablando.

LEE: ¿Qué exámenes debes hacerte en tu chequeo ginecológico?

La ginecóloga Mónica Naranjo, de la Clínica Internacional, explica que los bochornos de la menopausia son diferentes porque aparecen cuando estás tranquila, son agudos y sientes que te sofocas internamente por un breve momento y luego se va.

“Son síntomas comunes que se presentan entre los 48 y 52 años. Por ello, cuando se empiezan a sentir es importante acudir al de confianza para realizarse un chequeo y saber si eres candidata a una terapia hormonal para mejorar estos y otros síntomas”, aconsejó.

Ante esto, Naranjo nos deja estos consejos para enfrentar y aminorar los bochornos:

+ Reducir el consumo de carbohidratos y azúcares.

+ Realizar actividad física.

+ Aumentar el consumo de antioxidantes, como los cítricos.

+ Consumir soya, camu camu, aguaje, que ayudan a mitigar los síntomas.

+ Tener una dieta balanceada en consumo de menestras y verduras.

+ Acudir al chequeo ginecológico.

TAMBIÉN LEE: ¿A qué edad debe realizarse la primera visita al ginecólogo?

DATO

La experta no recomienda el uso de suplementos vitamínicos porque todos los nutrientes que ayudan a aliviar estos síntomas se encuentran en los alimentos.

TE PUEDE INTERESAR: LA IMPORTANCIA DEL CALCIO EN LA DIETA DE LAS MUJERES

El calcio es el más abundante en el cuerpo, pero no lo puede producir por sí mismo, tiene que obtenerlo a través de los alimentos. Y es importante no solo para los, sino también para otras funciones de nuestro organismo.

Cuando una persona no consume calcio tiene problemas de salud, sobre todo las mujeres por un tema hormonal, ya que la absorción de este mineral en ellas es menor y necesitan consumirlo más.

“Las personas necesitan calcio desde que nacen para generar sus propias reservas y mantener fuertes sus huesos. Pero cuando las mujeres salen embarazadas hacen uso de sus ‘reservas’ y empieza la descalcificación que puede llevar a una osteoporosis”, explicó la nutricionista y dietista de Oriflame, Adriana Carulla.

Además, la experta señala que a partir de los 30 años, debido al cambio hormonal, las mujeres disminuyen su proporción de absorción de calcio de los alimentos.

“Es importante que a partir de esa edad se complemente la alimentación con suplementos vitamínicos de calcio. Pero atención, el cuerpo solo puede consumir 500 miligramos al día, no más, ya que el excedente no lo asimila”, advirtió.

MÁS INFORMACIÓN: