Natalie Vértiz prepara a su hijo Liam para el primer día de clases

Modelo Natalie Vértiz se encuentra emocionada porque su hijito Liam empieza el kinder y eso supone un hermoso reto para ella. "Todos los días lo despierto con un beso", comenta.

Natalie1
Natalie2
Natalie3
Natalie4
Natalie5
Natalie6
Natalie7

La paciencia de Natalie Vértiz no límites cuando se encuentra al lado de su único hijo Liam. Con cualquier broma, la modelo intenta hacer reír a su pequeño antes las cámaras, pero es ella la que termina soltando una carcajada.

Contó orgullosa, a la revista +Mujer de Trome, que Liam empezará sus clases en el kinder en unos días y está igual o más emocionada que él.

Así es la ex Miss Perú, Natalie Vértiz quien -como muchas madres peruanas- vive 'la vuelta al colegio' de su hijo.

¿Liam ya está preparado para ir al colegio?
Sí y estoy emocionada. Este año ya entra a kinder y no solo es un reto para él, sino también para mí, porque soy una mamá que se afana con la mochila, la lonchera y que él llegue impecable a clases. Además, es muy aplicado.

¿Sueles despertarte temprano para alistarlo?
Sí. Eso fue una de las cosas que más me costó el año pasado, cuando estuvo en el prekinder. Yo dormía casi a la 1 de la mañana por trabajo y tenía que despertarme a las 6:15 de la mañana. ¡Imagínate cómo estaba! Pero las mamás hacemos de todo por los hijos. Lo llenaba de besos para despertarlo y luego, cambiarlo y desayunar juntos. Aún así, a veces no se quería levantar.

¿Qué hacías?
Tener paciencia. Le decía ‘mira todo lo que vas a hacer hoy en el colegio’. Creo que mientras más emociones a tu hijo a aprender, mejor.

¿Cómo te repartes las labores con Yaco?
Nos levantamos temprano y nos turnamos sobre quién recoge a Liam del colegio. La paternidad es un rol que debe ser compartido.

¿Te has vuelto más protectora a partir de su ingreso al kinder?

Siempre seré una mamá leona (sonríe). Es una carga emocional pensar de que alguien le pueda hacer daño, sobre todo porque yo soy una persona antibullying. Por eso, le pregunto a Liam cómo le fue, quiénes son sus amigos. También entiendo que parte de la vida es que aprenda a socializar.

¿Quién engríe más a Liam, tú o Yaco?
Los dos, quizá yo soy más romanticona, aunque Yaco también es cariñoso y si él corrige a Liam, lo apoyo. Lo último que queremos es un niño malcriado.

¿Cómo lo calmas en sus momentos de enfado?
Le digo que respire. Cada día entiende más, así que le explico alguna situación. La comunicación es básica y nosotros no podemos perder los papeles. La paciencia de los papás es importante.

¿Alguna travesura de tu hijo en el colegio?
Se trae los libros del colegio y, cuando leemos juntos, le pongo voz a sus personajes favoritos, como al perro Clifford (ríe).

¿Te preocupas mucho sobre lo que lleva en su lonchera?
Sí. Siempre trato de mandarle cosas saludables y si le quiero enviar algo nuevo, hago que primero lo pruebe. También me preocupo en no darle nada en bolsa de plástico. Soy embajadora de la marca Paris, donde promovemos la campaña ‘Sin bolsa por favor’. Mientras más cuidemos nuestro medio ambiente, mejor, y quiero que mi hijo también lo entienda.

CARRERA PROFESIONAL

¿Extrañas la televisión?

Un montón. América Televisión me dio vitrina y la soltura ante cámaras, y he tenido propuestas de otros canales, pero siendo sincera, estoy enfocada en mis proyectos personales y he decidido crecer como profesional. El próximo mes empezarán mis clases de actuación.

¿A qué crees que se deba que, cada cierto tiempo, salgan noticias anunciando tu separación de Yaco?
Ay, creo que es envidia. No le deseo el mal a nadie, pero es triste que tengan que inventar historias, más aún cuando lo único que demostramos es amor. Ni Yaco ni yo les tomamos importancia, preferimos quedarnos con los comentarios positivos.

LEE LA ENTREVISTA COMPLETA EN TU REVISTA +MUJER DE TROME. 

MIRA AQUÍ EL DETRÁS DE CÁMARAS DE LA SESIÓN DE FOTOS.

Natalie6

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Ir a portada