Los niños ni deben 'pagar' por los errores de los padres.
Los niños ni deben 'pagar' por los errores de los padres.

A todos los les gusta celebrar la junto a sus padres, pero cuando estos están separados y viven en hogares distintos, la situación se pone difícil porque los progenitores deben acordar con cuál de los dos pasarán los hijos la Nochebuena. La psicóloga Sonia Wong aconseja a los padres sostener una conversación sin sobresaltos ni imposiciones para tomar esta decisión. “Lo más común es que mamá pase la Nochebuena con los niños y que el padre comparta con ellos todo el 25 de diciembre”, indica.

Como sea el acuerdo entre los progenitores, lo importante -indica la experta- es no obligar a los niños a elegir con quién pasar estas fechas, porque hacerlo los hará sentirse desleales con uno de los padres y luego culpables por la decisión que tomen.

HERMANOS SIEMPRE JUNTOS

Si en la familia hay más de un hijo, nunca separe a los hermanos. Es mejor que juntos relacionen, por ejemplo, la víspera de Navidad con la familia materna y el día siguiente con la paterna.

NO COMPARES

Evita comparaciones, comentarios o críticas sobre las costumbres navideñas del exesposo y su nueva familia, en caso de que la tenga. Competir por el afecto de los niños con el regalo más caro es otro de los errores más comunes que cometen los padres separados y que termina afectando sobre todo a los pequeños.

SABÍAS QUE...

Es conveniente permitir que el progenitor que no se encuentra en Nochebuena se acerque a su hijo mediante una llamada. Podrán saludarse y definir qué harán el día que la pasen juntos.