Eduque con 'autoridad positiva' a sus hijos porque cada niño es un mundo, y algunos tienen una personalidad diferente a otros.
Eduque con 'autoridad positiva' a sus hijos porque cada niño es un mundo, y algunos tienen una personalidad diferente a otros.

Buscan llamar la atención constantemente, se niegan a comer, no quieren irse a la cama y, además, cuando tienen sus evitan conectarse. Si le está pasando todo esto, busque apoyo, quizás tenga un hijo de alta demanda.

Para la psicóloga infantil, Diana Gutiérrez, muchos padres se sienten confundidos ante esta situación y se preguntan, si su hijo es ‘normal’, si está bien brindarle toda la atención o cumplir todos sus caprichos. Sin embargo, qué hacer si se tiene más de un menor en casa, pero uno de ellos lo agota más.

La experta aconseja, primero visitar a un especialista para definir el y saber por qué necesita la dependencia de sus padres. En caso el diagnóstico sea positivo, Gutiérrez brinda estos tips:

  1. No lo compares con nadie, ni con sus hermanos, sus primos, sus vecinos o compañeros del colegio. Cada persona es única y llamarles la atención reiteradamente puede afectar su autoestima.
  2. No intente cambiar su temperamento, porque se agotará demasiado. Solo ayúdelo a salir adelante, que sea independiente y que se dé cuenta que nada se consigue llorando.
  3. Refuerza su comportamiento, con frases positivas, sobre todo prémielo cuando este calmado, de buen humor y empático con los demás.
  4. Evite complacerlo en todos sus caprichos, esto ayudaría a que más adelante intente manipularlo y es más difícil corregir.
  5. No usar la violencia, hablar claramente le enseñará al menor que con educación pueden solucionarse muchas cosas.
  6. Deje que se exprese, para canalizar sus emociones y, en caso haga una pataleta, no caiga y espere que se calme.
  7. No automedicar al niño, podría elevar su mal comportamiento y crearles una adición a los fármacos.
  8. Aprender a buscar apoyos y a delegar, pues nos exigen mucho y podemos acabar agotados.