La leche materna también ayuda a proteger a los bebés de las enfermedades.
La leche materna también ayuda a proteger a los bebés de las enfermedades.

Con un nuevo llegan la emoción, diversión...y muchas preguntas. Para las mamás y papás que crían a su primer hijo o hija, puede ser difícil sentir confianza o seguridad a la hora de tomar decisiones, especialmente cuando se trata de . Por ello, es importante tener claro cómo debe ser la alimentación del .

La Organización Panamericana de la Salud recomienda iniciar el amamantamiento desde los primeros 60 minutos de vida. Este debe continuar de manera exclusiva hasta los 6 meses, y de manera complementaria hasta los 2 años. ¿Pero cuántas veces al día se le debe dar de lactar?

A diferencia de lo que muchos podrían pensar, no es solo cuando lloran. En los primeros meses los bebés necesitan ser alimentados al menos 8 a 12 veces al día, señala la Dra. María Isabel Vera, Gerente Médico en Abbott. “Cuando recién nace cada sesión de puede durar hasta 20 a 40 minutos, y siempre se les debe ofrecer leche de ambos senos.”, agrega la doctora Vera.

LEE: Lactancia materna debe continuar así la madre tenga COVID-19

Además, es importante llevar un control de la alimentación y del y esto se hace de la mano del pediatra quien en los controles trazará las mediciones del pequeño en términos de peso, longitud y circunferencia de la cabeza en un gráfico para ver cómo se compara el crecimiento del bebé con los estándares de referencia médica.

Si bien los lo que ellos necesiten, cada pequeño es diferente y por eso es importante conocer los signos de una adecuada nutrición. Algunas señales usuales de un bebé hambriento es cuando dobla sus brazos, cierran los puños, lleva sus dedos a la boca o comienza a llorar. Cuando los bebés se llenan, típicamente relajan sus brazos y piernas y comienzan a cerrar los ojos.