El trabajo no debe ser un obstáculo o excusa para que los padres pasen tiempo con sus hijos.
El trabajo no debe ser un obstáculo o excusa para que los padres pasen tiempo con sus hijos.

La falta de tiempo y atención ocasiona que los vínculos de afecto entre padres e hijos no logren fortalecerse. Por ello, es importante que los progenitores presten atención a las cosas simples que hacen felices a sus pequeños. Pero, ¿Cómo hacerlo? Cynthia Jara Cheffer, psicoterapeuta del consultorio de desarrollo integral , te da los siguientes consejos:

Escúchalo

Hacerlo generará confianza entre ambos. Seguro querrá contarte las cosas que le gustan o que suceden en sus clases virtuales. Los más pequeños lo harán mediante el juego.

Actividades de entretenimiento

Hacerlas no debe requerir gastos extras. Pueden tener una tarde de películas, preparar un postre y hasta tener un día exclusivo para chicos o chicas.

Actividades físicas

El deporte es salud y nos llena de mucha energía y actitud positiva. Pueden planear montar bicicleta, jugar fútbol o hacer ejercicios juntos.

Expresiones de afecto

El abrazo es una de estas, pero hay que tomar en cuenta que no a todos los niños o adolescentes les gusta. Si es el caso, puedes hacerlo con palabras motivadoras, una carta o un dibujo.

Tiempo

El trabajo no debe ser un obstáculo o excusa para que los padres pasen tiempo con sus hijos. Ya sea en el almuerzo o un día u hora específica para prestarle atención exclusivamente a él, eso lo ayudará a sentirse importante.