Las personas con el rasgo de impulsividad tienden a buscar lo nuevo por su sentido de curiosidad.
Las personas con el rasgo de impulsividad tienden a buscar lo nuevo por su sentido de curiosidad.

Según la Asociación Peruana de Déficit de Atención (APDA), el (TDAH) es una condición en más del 5% de los niños. Algunas de sus características se basan en períodos cortos de concentración o una alta retención de cosas que no son prioritarias, dificultad para terminar tareas, impulsividad, mayor sensibilidad sensorial entre otros.

“La dislexia, la discalculia, desarrollo del lenguaje y el trastorno del aprendizaje no verbal son los trastornos más comunes que acompañan el TDAH. Ninguno implica un problema intelectual, pero si interfieren en un grado variable en el aprendizaje escolar, por lo cual debe ser atendido”, señala Javier Arroyo, especialista de Smartick, método de aprendizaje virtual para niños en etapa escolar.

Para el experto, la es clave, porque los niños con TDAH tienen un ritmo de aprendizaje distinto. Al respecto, Arroyo nos brinda 4 recomendaciones para apoyar el proceso de aprendizaje de los niños con TDAH:

Motívelos con su gran curiosidad

Las personas con el tienden a buscar lo nuevo por su sentido de curiosidad. En casa podemos armar un calendario con tareas de corto plazo, con actividades nuevas que despierten la curiosidad del niño, y otras de hábito o rutina. La organización previa de las actividades optimiza su ejecución, pero no olvide que los descansos intermedios son importantes y necesarios.

Prueba métodos de sesiones cortas

La enseñanza tradicional no se adapta con facilidad para quienes tienen TDAH, llegando muchas veces a causarles frustración, por sus largas horas y estructura. Por ello, el aprendizaje online puede ser un gran aliado. Métodos cómo Smartick, solo requiere 15 minutos diarios, los ayuda a mejorar su concentración en materias clave como matemática y comprensión lectora.

Promueve la lectura

Los niños con TDAH tienen mente ágil y piensan deprisa. Esta es una excelente base para afianzar y promover su comprensión lectora, dándoles la oportunidad de descubrir nuevos mundos en los libros. Recordemos que son muy habladores, les gusta compartir lo que saben, y son buenos resumiendo.

Acompáñalos en su proceso

La tarea para un niño con TDAH tiene que parecer interesante, emocionante y urgente. En ese sentido, los adultos debemos estar atentos para escucharlos y proponer objetivos. Recuerda que acompañarlos implica alentarlos en su propio proceso de adaptación y aprendizaje, tanto cognitivo como social.

TE PUEDE INTERESAR