Niño desobediente.
Niño desobediente.

Se les dice a los padres que deben hablar con sus hijos para fomentar la confianza y una buena relación en familia, pero qué pasa con la comunicación no verbal, como gestos, miradas y acciones, que pueden ayudar no solo a expresar cariño y aliento, sino también para corregir sin gritar ni herir.

Cuando sientas que vas a explotar porque tu niño no obedece tus órdenes, pese a que ya se las repetiste infinidad de veces, respira profundo y arma un plan. Por ejemplo:

* Si tu hijo no saca la basura antes de cenar, se encontrará con el plato boca abajo. Eso le recordará que debe hacerlo.

* Si no quieres que apenas llegue del colegio, se ponga a ver televisión, cúbrela con una toalla o mantel. Al verla, recordará la norma que estableciste y deberá cumplirla.

* Si solo quiere jugar con el PlayStation en lugar de hacer su tarea, coloca el aparato en lo alto del refrigerador o un estante, donde lo pueda ver. Eso le recordará que no podrá acceder a él mientras no haga sus deberes.

* Si levanta la voz a niveles irrespetuosos, haz un gesto con las dos manos formando la ‘T’ de ‘tiempo’ y déjalo solo para que reflexione.

Para que esta herramienta tenga éxito, es necesario que con anticipación papá y mamá se pongan de acuerdo y expliquen a su hijo el significado de cada señal.


No es necesario gritar para corregir malos comportamientos.
No es necesario gritar para corregir malos comportamientos.


+datos

No solo sirve para controlarse y poner fin a una situación conflictiva, sino también para prevenirla.


¿Sabías que?

Utiliza la comunicación no verbal también para demostrar amor. Un abrazo, un beso y una sonrisa alimentarán su autoestima.