Aparte de las verduras, también es bueno consumir frutos secos, pues aportan antioxidantes, minerales, vitaminas y son cruciales para una dieta sana.
Aparte de las verduras, también es bueno consumir frutos secos, pues aportan antioxidantes, minerales, vitaminas y son cruciales para una dieta sana.

o dejar de comer para no engordar. Se trata de saber elegir qué y cuánto comemos, además en qué momento lo hacemos, recuerda que la digestión no es la misma a cualquier hora. Asimismo, debe tener en forma proporcionada: hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas, minerales, edtc. Tus comidas principales deben tener horarios establecidos y evita cenar muy tarde (después de las 8 de la noche).

Valerie Colombo, nutricionista en los Mercados Itinerantes de Ecoferias Perú, nos brinda los siguientes consejos:

Consume muchas verduras y frutas

Por ejemplo, las verduras blancas, como el nabo, el puerro, el ajo y la cebolla, tienen propiedades antimicrobianas, antiinflamatorias y protectoras del sistema circulatorio. Por su parte, las frutas rojas tienen un gran poder antioxidante y están asociadas a un efecto anticancerígeno, a la protección cardiovascular y a la mejora de la memoria. Son las fresas, granadas, frambuesas, moras, uvas negras o arándanos.

TE PUEDE INTERESAR: Paolo Guerrero revela sus tips de alimentación saludable: ¡toma nota!

Limita la carne roja en tu dieta

Si la verdura tiene que ser la protagonista indiscutible de tus platos, la carne roja solo debe hacer apariciones muy ocasionales.  Puedes consumir hamburguesa o chuletón eventualmente, pero es conveniente sustituirla en tu dieta diaria por pollo, pavo o pescado.

Reduce poco a poco el azúcar de tu dieta

Si lo vamos reduciendo progresivamente conseguiremos que no te haga falta. Y, de este modo, estaremos haciendo un favor a nuestra salud, pues el consumo de azúcar está relacionado con diferentes patologías:

Elige integral

Hoy en día contamos con una gran  fabricados con harina integral, desde la pasta, hasta la masa de pizza o el pan. Además de contener fibra, es más beneficiosa que la harina refinada.

MIRA: Cinco mitos y consejos para perder grasa durante el invierno

Come frutos secos

Es muy importante consumirlos, aunque en su justa medida. Los frutos secos aportan antioxidantes, minerales, vitaminas y son cruciales para una dieta sana. Las nueces son especialmente importantes para la salud cardiovascular, pero debemos limitarnos a las cantidades diarias necesarias para no excedernos en el aporte calórico, ¡un puñado al día es suficiente!

Evita los alimentos procesados y los aditivos

Este es uno de los consejos nutricionales más importantes. El ultra procesado de algunos alimentos hace de ellos una opción poco saludable, repleta de conservantes, colorantes y de todo tipo de aditivos. Por tanto, evítalos a toda costa.

Come legumbres todas las semanas

Son muy muy sanas y pueden consumirse de mil maneras. ¿Quieres algunas ideas? Pruébalas en ensaladas, en forma de humus, o como el tradicional plato de cuchara. Las legumbres contienen vitaminas del grupo B (tiamina, niacina, B6 y ácido fólico), y minerales como calcio, magnesio, potasio, zinc, fósforo y hierro.

MÁS INFORMACIÓN: