Parejas: Mi novio es un desordenado, ¿qué hago?

Explícale a tu amado tu molestia y motívalo a que incluya nuevos hábitos en su vida diaria. 

Parejas

s

No todo está perdido, el diálogo con tu pareja es la solución. 

POR: MARITZA LLANOS

Relación de parejas
. ¿Yo ordeno y tú desordenas','¡Ya basta!', 'Te repetido cientos de veces donde colocar la ropa sucia, no me entiendes'... ¿Te suenan familiares estas frases? Si es así, entonces tu relación está atravesando por una crisis de adaptación, que es muy común en los dos primeros años de convivencia o matrimonio debido a que cada uno tiene hábitos establecidos. Sin embargo, el problema surge cuando ya pasó el tiempo y aún persisten estos inconvenientes. 

El psicólogo y psicoterapeuta Manuel Saravia señala que si tu pareja es desordenada, eso no quiere decir que no te quiera o lo haga para molestarte, simplemente es un problema de conducta que debe aprender a corregir. Por eso, si el desorden comienza a invadir la tranquilidad de tu hogar, busca las causas de este, plantea soluciones y no permitas que la relación se termine por su causa. 

ACTÚA 
- Expresa lo que sientes. Cuando ambos estén tranquilos, dile que no te gusta que deje su ropa tirada o que no coloque las cosas en su sitio. pero hazlo de manera pausada, sin gritos o exaltaciones. 

Pareja1

f

Conversa con tu pareja pero sin gritos o exaltaciones. 

- Genera soluciones. No se trata de criticarlo por su desorden o decir, qué hice para merecer esto'. También tú tienes que poner de tu parte y motivarlo. ¿Cómo? Por ejemplo, si el problema es que deja la ropa tirada, entonces coloca una canasta en tu cuarto y dile que ponga ahí las prendas. Al inicio le costará, pero se adaptará. 

Parejas4

d

Coloca un cesta de ropa en tu cuarto. 

- Refuerza lo aprendido. Si ves que tu pareja está siendo más ordenada, reconoce su esfuerzo. Eso lo motivará a seguir con su adaptación a nuevas costumbres. Incluso puedes decirle: 'Amor, la habitación se ve más ordenada y es gracias a que ambos la mantenemos así'. 

Pareja3

s

La idea es que ambos se apoyen y logren superar esta dificultad. 

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Ir a portada