No esperes que tu vida esté en riesgo para recién romper con esa relación violenta.
No esperes que tu vida esté en riesgo para recién romper con esa relación violenta.

Te grita, humilla y golpea, pero luego te dice que lo perdones, que nunca más lo volverá a hacer. Se muestra, aparentemente, arrepentido y crees que ha cambiado y piensas en darle una nueva oportunidad. Esto sucede con muchas , pero ¿realmente puede haber una reconciliación después de una ?

LEE: Parejas: ¿Grabarse o no en la intimidad?

La psicoterapeuta Gabriela Mejía explica que la agresión física es la forma más visible de la, porque antes de llegar a esta se ha dado la psicológica que es igual de dañina, y por ello no se recomienda que una pareja retome la relación y se reconcilie automáticamente.

“Si aceptamos regresar sin pasar por una terapia viviremos en un círculo de violencia donde nos perdonamos, pasa un tiempo de tranquilidad y luego vuelve la agresión. Vivir con un agresor puede llevar a la muerte”, advierte.

La experta recomienda que luego de una situación de violencia física, la víctima debe aislarse y alejarse del agresor para cuidar su integridad.

MIRA: ¿Es recomendable compartir tu ubicación con tu pareja?

AYUDA

Se podría hablar de una reconciliación cuando ambas partes han recibido ayuda psicológica y han decidido cambiar y mejorar. Pero, según Mejía, esto no se logra en una semana ni en un mes, sino en varias sesiones de terapia que pueden durar hasta años. Y sobre todo evidenciando actitudes de cambio.


¿POR QUÉ ALGUNOS HOMBRES HABLAN MAL DE SU EXPAREJA?

Hace unos días fuimos testigos de cómo un famoso de nuestra  hablaba muy mal de una conocida expareja a través de las ondas de una radio local, y aunque luego se disculpó, su imagen se dañó e incluso perdió el trabajo. Ante esta situación nos preguntamos, ¿qué lleva a un hombre a hablar mal de la  que un día amó?

La psicoterapeuta Juliana Sequera explica que esta es una reacción de desahogo y una manifestación equivocada de un dolor profundo. “También sucede por inmadurez emocional y del concepto que se tenga de una mujer”, señala.

Cuando un hombre se cree superior a su, es manipulador y narcisista, y habla de las mujeres para demostrar su hombría o hacer un ‘show’ a fin de quedar como una víctima.

“Detrás de todas estas conductas hay heridas sin sanar y cosas que no se han podido superar de la separación. No son capaces de procesar este dolor y se termina hablando mal de la otra persona”, indica.

Pero ¿este es un comportamiento únicamente de los hombres? Sequera afirma que no, pero la diferencia radica en que la mujer lo hace en forma íntima con su grupo o amiga cercana. El varón lo hace a nivel social.

Sabías que...

Recuerda que hablar mal de una expareja es hablar mal de ti mismo porque tú fuiste quien eligió a esa persona para compartir tu vida. Piensa antes de hacerlo.