Razones para entender que no debes esperar que tu pareja cambie por ti.
Razones para entender que no debes esperar que tu pareja cambie por ti.

Antes de elegir a una debes saber qué quieres, lo que esperas y tener en claro si esta tiene las cualidades que buscas, porque si crees que con el tiempo , estás cometiendo un gran error.

LEE: Las parejas que no discuten, ¿esconden algo?

La psicóloga clínica Ginnette Urbina explica que si esperas o intentas cambiar a tu ‘media naranja’ es muy probable que esta situación te traiga frustración y tendrás dificultades con la otra persona porque tus expectativas no estarán satisfechas.

“Cuando elijas a tu pareja habrán algunas cualidades que no son de tu agrado y solo tú sabes si las puedes tolerar. Pero si aceptas la relación pensando en que vas a modificar esas conductas, entrarás en un vínculo tóxico”, advierte la experta.

Sin embargo, existirán situaciones en las que se podrán modificar algunas conductas siempre y cuando sea en beneficio de esa persona y no del propio. Recuerda que una relación es para que ambos crezcan.

MIRA: Mujeres que se pelean por un hombre, ¿por qué lo hacen?

ANALIZA

Entonces, ¿qué hacer si no me gustan las actitudes de mi pareja? Urbina aconseja que se debe ser sincero con uno mismo, evaluar la situación y tomar una decisión que sea saludable, porque si una relación no te suma, ¿para qué quedarte en ella?

TE PUEDE INTERESAR: ¿PUEDE HABER UNA RECONCILIACIÓN DESPUÉS DE UNA AGRESIÓN FÍSICA?

Te grita, humilla y golpea, pero luego te dice que lo perdones, que nunca más lo volverá a hacer. Se muestra, aparentemente, arrepentido y crees que ha cambiado y piensas en darle una nueva oportunidad. Esto sucede con muchas , pero ¿realmente puede haber una reconciliación después de una ?

La psicoterapeuta Gabriela Mejía explica que la agresión física es la forma más visible de la, porque antes de llegar a esta se ha dado la psicológica que es igual de dañina, y por ello no se recomienda que una pareja retome la relación y se reconcilie automáticamente.

“Si aceptamos regresar sin pasar por una terapia viviremos en un círculo de violencia donde nos perdonamos, pasa un tiempo de tranquilidad y luego vuelve la agresión. Vivir con un agresor puede llevar a la muerte”, advierte.

La experta recomienda que luego de una situación de violencia física, la víctima debe aislarse y alejarse del agresor para cuidar su integridad.

AYUDA

Se podría hablar de una reconciliación cuando ambas partes han recibido ayuda psicológica y han decidido cambiar y mejorar. Pero, según Mejía, esto no se logra en una semana ni en un mes, sino en varias sesiones de terapia que pueden durar hasta años. Y sobre todo evidenciando actitudes de cambio.