Cambiarse el look tras una ruptura amorosa simboliza el cierre de un ciclo.
Cambiarse el look tras una ruptura amorosa simboliza el cierre de un ciclo.

En algunos casos cuando una se corta el cabello o cambia de look. Esto puede ser visto como un acto de arrebato, pero en realidad tiene un significado mucho más profundo y sobre todo de cambio.

LEE: ¿Estás viviendo un amor tóxico? Descúbrelo aquí

La psicoterapeuta Juliana Sequera explica que el cabello es el espejo del alma. Por ello, cuando se corta ante una ruptura, representa un empezar de nuevo y el cierre de un ciclo en la vida de la mujer.

Más allá de si funciona o no, el acto de modificar nuestro estilo, significa que estoy renovándome y nada me va a detener. A través de este nuevo look estoy buscando sentirme más guapa, subir mi autoestima y, a la vez, prepararme para afrontar nuevos retos”, explica.

Por ello -indica-, un cambio de imagen es la demostración exterior y física de que algo en mi interior está cambiando, que estoy teniendo un nuevo pensamiento y que lo que me dolió lo estoy dejando atrás para empezar de nuevo, con una forma distinta de ver la vida.

MIRA: Parejas: Consejos para evitar la monotonía en tu relación

Hay que tener en claro que el cabello es muy importante para la mujer y realizarse un cambio es como hacer una rehabilitación interior. Por eso, el primer cambio que se realiza ante un momento determinante es el pelo”, indica.

Además de verte linda, deberás recuperar aquellos objetivos que en algún momento olvidaste o simplemente dejaste de lado.

TAMBIÉN LEE: Parejas: ¿Por qué algunas personas hablan mal de sus anteriores relaciones?

Hablar mal de la expareja es un acto de inmadurez emocional.
Hablar mal de la expareja es un acto de inmadurez emocional.

A veces, , una de las partes se dedica a hablar mal de la expareja a los amigos, familiares y en cuanta reunión asista. Pero, ¿por qué lo hace? La psicoterapeuta de la Clínica Internacional, Liliana Tuñoque, nos lo explica.

Esto ocurre porque hay mucha inmadurez emocional. Y sucede por dos causas muy diferentes. La primera es porque no se asimila la ruptura sentimental y la otra es porque se ‘quieren limpiar’ de lo que hicieron”, indica la experta.

Si no se supera correctamente el fin de la relación, se dirán algunas cosas fuera de lugar para tratar de llamar la atención de la expareja y así, de forma indirecta, buscar un reencuentro para ‘conversar’ lo sucedido.

Sin embargo, cuando ya se tiene una nueva pareja y se habla mal del ex es porque el inconsciente se hace presente. Es decir, busca escudarse, protegerse y quedar bien frente a los demás porque sabe que hizo algo incorrecto durante la relación.

En ninguno de los casos es una conducta adecuada. Si se tiene algo que decir, se debe hacer antes de terminar y mirando frente a frente a la pareja. No se puede ir hablando pestes porque la única persona que queda mal es quien las dice”, agrega.

Si hablaste mal de tu expareja y regresan, será muy complicado para tus amigos aceptar y ver con otros ojos a esa persona que tú dejaste como el malo de la película.