Las redes sociales están asociadas con niveles elevados de soledad, disgusto e insatisfacción, según un estudio.
Las redes sociales están asociadas con niveles elevados de soledad, disgusto e insatisfacción, según un estudio.

Además de la infidelidad, una de las cosas que también sorprende del escándalo de Melissa Paredes es que ella en sus redes sociales mostraba una vida de felicidad y ensueño al lado de su esposo Rodrigo ‘Gato’ Cuba, con quien incluso hacía divertidos tiktoks. Tuvo que emitirse un ‘ampay’ para recién darnos cuenta de que ese estaba a la deriva. ¿Por qué dar esa imagen que por lo visto no existía?

Para la psicóloga clínica de posgrado de la Universidad Norbert Wiener, Marilyn Toledo siempre hay quien deja documentado en las redes cada paso que da: desde la cara con la que amanece hasta sus idílicas vacaciones y su linda familia. “La presión social y el reconocimiento los obliga a presumir que viven en un paraíso. Sienten una urgencia muy grande de que todo lo que hagan sea aprobado socialmente y, cuando no es verdad, caen en la trampa del autoengaño”, explica.

VACÍOS EMOCIONALES

Está demostrado que las personas que muestran lo bueno y bonitas que son, y lo bien que las trata la vida, demuestran que en su mundo real hay vacíos emocionales o no son realmente felices.

Las personas felices, igual que las parejas felices, no necesitan demostrar nada a nadie, mientras que aquellas que no tienen esa seguridad, les urge reafirmarlo y usan las redes para ello.