La experta dice que las razones por las cuales una persona puede stakear a su ex varían de caso en caso, pero en su mayoría las cuestiones pueden responder a un anhelo de la pareja; es decir, la ausencia que quizá aún no se termina de aceptar o se sigue preguntando el por qué terminaron. Foto: Pexels.
La experta dice que las razones por las cuales una persona puede stakear a su ex varían de caso en caso, pero en su mayoría las cuestiones pueden responder a un anhelo de la pareja; es decir, la ausencia que quizá aún no se termina de aceptar o se sigue preguntando el por qué terminaron. Foto: Pexels.

Años atrás, cuando uno terminaba la relación sentimental era muy díficil saber cómo le estaba yendo al ‘ex’, pero desde que llegaron las redes sociales nadie pasa desapercibido. En una ruptura siempre hay uno que sufre más, y muchas veces quiere saber qué está haciendo el otro y aunque sabes que te va a doler, igual lo ‘stalkeas’. Sabemos que los ‘toxicos’ seguirán espiando, pero tengan en cuenta que hay consecuencias, así que es mejor cerrar el capítulo, voltear la página y continuar con sus vidas, va a costar un tiempo, pero ustedes mismos se lo agradecerán en el futuro.

Conversamos con la psicológa Pía Vidal de quien nos explica el por qué las ex parejas recurren a espiar al otro y nos da unos consejos para superarlo.

¿Por qué una persona stalkea a su ex?

Bueno, primero entendamos que el término “stalkear” hace referencia a buscar información de una persona específicamente, es decir querer saber de ella a través de redes sociales. Las razones por las cuales una persona puede stakear a su ex varían de caso en caso, pero en su mayoría las cuestiones pueden responder a un anhelo de la pareja; es decir, la ausencia que quizá aún no se termina de aceptar o se sigue preguntando el por qué terminaron.

También es querer saber más de la rutina o vida de la otra persona, qué está haciendo, con quiénes está. Quiere saber qué pasa en la vida amorosa de la otra persona, si ya encontró a otra persona, si algunas sospechas se confirman, etc.

¿Que características son las personas que hacen esto?

Dentro de las características podría destacar que son personas que naturalmente pueden extrañar a sus exs parejas (cuando estamos con alguien nos hacemos costumbre de ciertas cosas y al perder a esa persona se generan un duelo totalmente natural). Otra característica es que no hay aceptación del fin de la relación, muy aparte de stalkear, se pueden reeler conversaciones o mirar habitualmente fotografías o videos que se mantuvieron con la ex pareja. Por otro lado, pueden ser personas que albergan esperanza de que la relación de pareja puede tener una solución, al encontrar algún mensaje subliminal entre las publicaciones.

¿Espiar podría hacerse un hábito?

Si, claro que podría hacerse un hábito, si la conducta se repite reiteradas veces y sobre todo si es que en alguna de esas búsquedas se hallan indicios o información que la persona buscaba.

¿En qué nos afectaría seguir espiando al Ex?

Esto puede afectar en diferentes ámbitos de la persona, puede no rendir adecuadamente en su trabajo, también dejar de lado sus estudios, volverse más irascible, cuestionarse qué pudo haber hecho mejor y entrar en frustración o deprimirse por la información que puede encontrar.

¿Nos estamos volviendo obsesivos?

No es un práctica obsesiva, pero si puede llegar a convertirse en ello. Si la conducta se realiza cada vez con mayor frecuencia e intensidad y si merma aspectos, que inicialmente son valiosos para la persona, si podríamos hablar de una práctica obsesiva, sobretodo por hay una negación muy grande de por medio o porque se está alimentando una falsa esperanza.

¿Cómo hago para dejar de espiar a mi Ex?

Como inicialmente referí, stalkear es una conducta natural producto de circunstancias naturales que puede experimentar una persona, esto puede hacerse presente en relaciones que han sido completamente sanas hasta la que no lo han sido. Quedar en buenos términos ayuda a que la personas pueda entender que un ciclo se terminó y probablemente prevenga que la práctica sea más frecuente e intensa.

La especialista aconseja a preguntarse: para qué lo hace, es decir, qué obtiene con eso y en qué le suma a su vida, esto es clave porque ayudará a que la persona pueda conocerse más y saber lo motivos verdaderos por los que hace lo que hace. También tener una actitud de aceptación brinda un soporte para que tengamos una visión más realista y no caigamos en los deseos que aún se albergan.

Te puede interesar: