Cuando no podemos dormir, es ahí cuando aparecen los pensamientos negativos. Foto: ¡Stock.
Cuando no podemos dormir, es ahí cuando aparecen los pensamientos negativos. Foto: ¡Stock.

Todos los días, el cerebro pasa de un estado a otro, de la consciencia al sueño. En el sueño, su actividad se reduce y los patrones de pensamiento se desconectan casi por completo del mundo exterior. El sueño permite que el cuerpo descanse pero, sobre todo, le da tiempo al cerebro para clasificar y guardar la información acumulada.

MÁS INFORMACIÓN: ¿Por qué me levanto sin energía? Esto explica por qué te sientes así

¿Pero qué pasa cuando no podemos pegar un ojo en toda la noche? Entonces, comenzamos a pensar en nuestras preocupaciones, fijamos nuestra atención en una idea que luego no podemos quitarnos de la cabeza y nos impide dormir o provoca despertares múltiples.

Para la ciencia, la explicación se encuentra hace miles y miles de años cuando los seres humanos éramos más susceptibles a ser atacados por depredadores. Por las noches era más fácil que nos atacaran, y el cerebro evolucionó para prestar atención a estímulos negativos a esas horas.

MÁS INFORMACIÓN: Consejos para que tu hijo pueda dormir toda la noche

“Nuestro cerebro todavía sigue condicionado por esa época y por las noches no puede evitar estar todo el tiempo alerta, mientras se pone en escenarios negativos”, según el portal La Sexta.

Esos estímulos negativos en la actualidad no son fieras hambrientas, sino las cosas y situaciones que nos estresan, nos preocupan y nos ponen tristes a diario. Puede ser un problema en el trabajo, en la casa, con la pareja o discusiones con algún familiar cercano.

El insomnio es el trastorno de sueño más frecuente y tiene muchas causas. Foto: ¡Stock.
El insomnio es el trastorno de sueño más frecuente y tiene muchas causas. Foto: ¡Stock.

Descansar bien es fundamental para la salud. Para que cada día sea seguro y productivo, debemos estar bien descansados, por eso hay que intentar mantener los pensamientos negativos a raya para que, por la mañana, nuestro cerebro funcione lo mejor posible y estemos atentos a las actividades que nos tocan realizar.

PENSAMIENTOS REITERATIVOS

Para evitar entrar en ese círculo vicioso de querer solucionar todo en una noche, expertos recomiendan detener esos pensamientos intrusivos, identificándolos y cambiándolos por otros más agradables y positivos. Se trata, pues de una técnica mental que merece entrenamiento.

TE PUEDE INTERESAR: