Con la finalidad de limpiar y desinfectar la casa al máximo para evitar el contagio por , cometemos el error de combinar varios , algo que podría provocar daños a nuestra salud.

El toxicólogo de la Clínica Internacional, Carlos García Bustamente, explica que no se pueden realizar estas mezclas porque producen gases tóxicos y afectan nuestro organismo.

“Si lo que se quiere es desinfectar basta con mezclar 5 mililitros (dos cucharadas soperas) de lejía en un litro de agua para mantener libre de virus y bacterias cualquier superficie”, indica el experto, quien advierte sobre estas equivocadas combinaciones:

1) LEJÍA CON ALCOHOL

“Esta combinación solo hace que se libere un ácido que al ser inhalado produzca mareos, náuseas y reacciones alérgicas”.

2) LEJÍA CON ÁCIDO MURIÁTICO

Otro error. Limpiar el baño mezclando lejía con ácido muriático o creso es malísimo porque libera un gas de cloro que es tóxico y una mala manipulación puede producir quemaduras en la piel.

3) LEJÍA CON AMONÍACO

La lejía con productos tales como limpia vidrios, ceras para pulir pisos y líquidos multiusos generan un gas tóxico que puede irritar los ojos y producir dificultad para respirar.

4) BICARBONATO DE SODIO CON VINAGRE

El primero es alcalino y el segundo, un ácido. Esto es peligroso ya que el gas que resulta irrita los ojos y la piel. “Si pasa en casa, abra las ventanas y puertas para que el aire lo diluya y difumine”, aconseja García.

CONSEJOS:

  • Estos productos de limpieza están diseñados para no mezclarse con nada.
  • Si usas lejía combínala con abundante agua y no con otro producto de limpieza.
  • Recuerda mantener todos los productos fuera del alcance de los niños.

tags relacionadas