Crea un ambiente apto para dormir dentro de casa desde una hora antes. (Foto: Marcin Jozwiak / Pexels)
Crea un ambiente apto para dormir dentro de casa desde una hora antes. (Foto: Marcin Jozwiak / Pexels)

La hora de es probablemente el tema más complicado para las mamás actuales. Las escenas de los momentos previos a acostar a los niños se repiten en la mayoría de las casas: mamá ya está cansada y ansiosa; los niños aún más y posponiendo el momento de entrar a sus camas a dormir .

La situación genera estrés en ambas partes y sólo perjudicará la hora de dormir y la noche que la sigue. Si eres mamá, sabes lo que implica el momento, el cansancio, el estrés, la prisa, la ansiedad… pero según explica Karen Zaltzman, Pedagoga especializada en crianza respetuosa de , todo eso se puede transformar en calma, amor y claridad, sólo necesitas cambiar tu visión de este momento y convertirlo en uno de goce para ambas partes. Sigue estos cinco tips para que la noche se presente de mejor manera.

1. Ten una rutina clara y consistente en la que tus hijos participen y estén involucrados; cuando hay rutina, los bebés/niños fluyen con ésta, el nivel de ansiedad baja y no pelean en contra tuya.

2. Elimina por completo cualquier aparato electrónico una hora antes de la hora de dormir. Esto elevará el nivel de melatonina en el cuerpo promoviendo un sueño más rápido, profundo, largo y reparador.

3. Obedece las señales de cansancio que envía el cuerpo de tu hijo, no te esperes a que llegue al punto de quiebre y berrinche; cuando recién comienza a tallarse los ojos y bostezar, es un buen momento para comenzar con nuestra rutina de sueño.

4. Crea un ambiente apto para dormir dentro de casa desde una hora antes. Baja el nivel de la luz, prende música clásica. Realiza actividades relajantes como dar un baño caliente, un masaje, cena tranquila y nutritiva, un buen apapacho.

5. Siempre ten para ti y tu familia un ritual sagrado de despedida previo a la hora de dormir; una vez dentro del cuarto, realiza una actividad de máximo 3 minutos que le indique al cuerpo que llegó la hora de dormir, podemos utilizar cuentos, canciones, respiraciones y posiciones de yoga, libreta de agradecimiento o un baile tranquilo. Esta actividad deberá de ser siempre la misma para cumplir con su función.

Te recordamos que estos momentos también pasarán, así que el mejor consejo es que disfrutes y entregues mucho amor durante esta etapa de la vida.

Entra tranquila, cambia el chip de la angustia por uno de amor y ponte a gozar de este mágico momento. Mucha suerte.