Los gatos. aunque no salgan de sus casas, contraer parásitos, por lo que deben ser llevados al veterinario (Foto: Pixabay)
Los gatos. aunque no salgan de sus casas, contraer parásitos, por lo que deben ser llevados al veterinario (Foto: Pixabay)

Los , así como otros animales, pueden llegar a contraer parásitos; por tal motivo, que no te cause sorpresa que pese a encontrarse todo el día dentro de tu casa, igual son propensos a tenerlos.

Pero ¿cómo es posible que si no salen de tu hogar adquieran uno? La respuesta es simple: por factores externos. El mayor portador será el propietario de la vivienda, quien los llevará en su ropa y zapatos; otros transmisores pueden ser las mascotas que comparten la casa.

Pensando en nuestro engreídos, el blog publicó un artículo en el que guía a los dueños de los gatos a detectar si tienen parásitos.

¿QUÉ ES UN PARÁSITO?

Antes, definamos qué son los parásitos. Son organismos que desarrollan su actividad vital en la superficie o interior de una especie. Es decir, el parasitismo es un proceso por el cual una especie amplía su capacidad de supervivencia utilizando a otras especies para que cubran sus necesidades básicas y vitales.

La especie que lleva a cabo el proceso se denomina parásito y la que es parasitada se llama hospedador, hospedante o anfitrión.

Los grupos más conocidos de parásitos pertenecen a los monogéneos, digéneos, céstodos, nemátodos, hirudíneos y copépodos. Entre los parásitos pueden incluirse también algunas especies de percebes, almejas, turbelarios, hidrozoos, aves como el cuclillo e incluso algunos tiburones.

Los gatos pueden tener parásitos externos e internos. Las pulgas pueden transmitirle los internos mediante sus huevos (Foto: Pixabay)
Los gatos pueden tener parásitos externos e internos. Las pulgas pueden transmitirle los internos mediante sus huevos (Foto: Pixabay)

¿CÓMO SABER SI MI GATO TIENE PARÁSITOS?

Para que sepas si tu ya tiene parásitos, debes ser muy observador y hacer lo siguiente:

OBSERVA SUS HECES

En las heces podrás observar si hay segmentos de tenias, las cuales pueden haberse dividido o brotar. Para que las identifiques tienen apariencia de granos de arroz y si están con vida pueden moverse como lombrices pequeñas. Ten en cuenta que, si tu gato tiene diarrea, estas serían causada por parásitos intestinales.

VÓMITOS

Si tu minino empieza a tener vómitos es señal de que tiene áscaris (parásitos intestinales que se multiplican en el intestino y las larvas migran por el hígado y los pulmones antes de alojarse en el intestino delgado) o dirofilaria (también es conocida como la enfermedad del “gusano del corazón”, debido a que se alojan en los vasos sanguíneos pulmonares y en el propio corazón del animal).

PESO

Si tu gato tiene parásitos puedes determinarlo en base a peso. Si son intestinales puede que baje de peso, pero si sufre ascárides, su barriga podría hincharse y dar aspecto de balón.

REVISA SUS ENCÍAS

Los felinos sanos tienen encías rosadas, pero su tiene parásitos tenderán a ser de color pálido a causa de la anemia.

Desde muy pequeños, los gatos pueden tener parásitos (Foto: Pixabay)
Desde muy pequeños, los gatos pueden tener parásitos (Foto: Pixabay)

¿CÓMO PREVENIR QUE TENGAN PARÁSITOS?

EN GATOS PEQUEÑOS

Desparasitación interna. A los 45 días de vida, posteriormente hacerlo cada 3 meses durante su primer año de vida.

Desparasitación externa. En épocas de infestación parasitaria (primavera – verano).

EN GATOS ADULTOS Y SÉNIOR

Desparasitación interna. De manera trimestral.

Desparasitación externa. En épocas de infestación parasitaria o mensual.

PARÁSITOS INTESTINALES MÁS COMUNES EN GATOS

Según , así tu gato viva aislado en un apartamento, igual podría contraer alguno de ellos, pues hay parásitos intestinales que se contraen a través de las pulgas.

“La forma de contagio es por ingestión de huevos que se encuentran en la materia fecal y contaminan el césped o el material absorbente de la bandeja sanitaria. Las larvas nacen en el intestino, allí se multiplican y vuelven a eliminar sus huevos en la materia fecal”, señala el portal. Los más comunes son cuatro:

ÁSCARIS

Son gusanos redondos de entre 4 cm y 8 cm de largo. Se contagian por la ingestión de huevos e incluso de madre a hijos a través de la leche. Se multiplican en el intestino y las larvas migran por el hígado y los pulmones antes de alojarse en el intestino delgado, formando grandes ovillos que pueden causar una obstrucción. Se dice que sus huevos son resistentes y pueden vivir hasta 3 años en el ambiente esperando las condiciones favorables para continuar su ciclo.

ANQUILOSTOMAS

Son gusanos redondos de 1 cm. Igual que el anterior, también se contagian por ingestión de huevos o de larvas. Pueden provocar una gastroenteritis fatal en gatitos con alta carga parasitaria. No son tan resistentes como los áscaris.

TENIAS

Son gusanos chatos que se contagian por ingestión de pulgas y piojos contaminados o roedores contaminados. Se eliminan junto con la materia fecal.

HIDATIDOSIS

Son otro tipo de tenias que no causan enfermedad grave, pero sus larvas pueden afectar a las personas formando grandes quistes en distintos órganos. Son más frecuente en zonas rurales, especialmente si se dan las vísceras crudas de ovejas y cabras a los perros y gatos.

tags relacionadas