Qué pasa con tu cuerpo cuando dejas de tener relaciones sexuales.
Qué pasa con tu cuerpo cuando dejas de tener relaciones sexuales.

El distanciamiento social y la ‘sequía’ con respecto apuede tener consecuencias en la salud de las personas. Walter Ghedin, médico psiquiatra y sexólogo, explica que el encuentro sexual es una parte fundamental e inherente al ser humano. “La vida sin sexo tiene consecuencias fisiológicas y anímicas”, advierte.

LEE: Parejas: ¿Grabarse o no en la intimidad?

Mira lo que pasa en tu cuerpo cuando dejas de intimar.

+ BAJAN LAS DEFENSAS. Tener una vida sexual activa mejora el sistema inmunológico, al no tenerla, quedamos más expuestas a enfermedades como gripe y resfriados.

+ DEBILIDAD EN LAS PAREDES VAGINALES. Puede implicar que las paredes vaginales se estrechen provocando relaciones sexuales más dolorosas de lo usual.

+ SE REDUCE EL APETIDO SEXUAL. Al dejar de tener sexo, tu cuerpo produce menos dopamina, hormona que activa el deseo sexual y de producir placer.

+ ACNÉ. La abstinencia puede quitarnos beneficios estéticos.

+ ESTRÉS. Durante el orgasmo se liberan endorfinas que ayudan a reducir el estrés. Un período seco puede ser frustrante.

+ DOLORES MENSTRUALES. Las contracciones uterinas que se producen en el orgasmo pueden ayudar a aliviar los dolores de la regla.

+ INSOMNIO. Tras el clímax, el cuerpo se relaja y tiende al descanso. Si las relaciones sexuales han disminuido, esta podría ser la causa por la que te cuesta dormir de noche.

MIRA: Sexo y embarazo: 5 beneficios de las relaciones sexuales durante la gestación

Emocionalmente, las personas reaccionan de diferente manera ante la ausencia de sexo, ya que depende, sobre todo, de la fortaleza mental, la autoestima y cómo era su sexualidad antes de la abstinencia.

TE PUEDE INTERESAR: Tener intimidad una vez a la semana fortalece la relación

Unos dicen que la pareja debe tener relaciones sexuales todos los días, otros tres veces a la semana. Lo cierto es que tenerlo una vez a la semana también tiene muchos beneficios. Uno de ellos es que el encuentro íntimo se vuelve más apasionado y el deseo de tocarse y acariciarse se incrementa. Esto hará que el sexo sea más placentero para ambos. 

Y, no solo eso, ayudará a reavivar la llama del amor ya que las relaciones sexuales una vez a la semana harán que pronto renazca el romance entre ustedes. Sin darse cuenta estarán dándose un beso en la cocina o tomándose de las manos mientras ven televisión.

Como no han hecho el amor hace varios días, eso los motivará a innovar en la cama. Pueden usar prendas sugerentes o probar nuevas posturas. Su imaginación volará pues tratarán de aprovechar el tiempo que estén juntos. Incluso pueden elegir un día a la semana para tener su