Es importante tener una nutrición variada, rica en frutas, vegetales y granos integrales.
Es importante tener una nutrición variada, rica en frutas, vegetales y granos integrales.

Las vitaminas artificiales para los menores o adultos deben ser prescritos por un médico y no solo tomarlos por moda. Si bien desde que se inició la segunda ola de contagios por el , las personas empezaron a consumir estos suplementos en cantidades mayores, hay que tener en cuenta que pueden dañar el hígado.

Sara vega, pediatra y neonatóloga de la clínica Ricardo Palma, explica que desde temprana edad los padres buscan “ayudar” con gominolas, jarabes, comprimidos y otros suplementos a sus hijos para fortalecer sus huesos, memoria y prevenir enfermedades.

“No hay nada mejor que lo natural. En el caso de los recién nacidos hasta los 6 años, es importante el consumo exclusivo de la lactancia materna y pasado ese tiempo se complementa con otros ”, menciona.

La experta aclara que el uso de vitaminas artificiales no es mala, ya que para algunos niños son necesarios cuando hay un déficit de alguna vitamina como la B2, B12, A y D, así como el hierro, calcio o zinc que pueden ayudar a su crecimiento.

Los suplementos, en la gran mayoría de los casos, no son necesarios: la naturaleza nos da lo necesario. (GETTY IMAGES)
Los suplementos, en la gran mayoría de los casos, no son necesarios: la naturaleza nos da lo necesario. (GETTY IMAGES)

¿Porqué no se consume lo natural?

Por su parte, Claudia Agüero experta en Nutrición del Portal Salud en Casa, menciona que una alimentación que incluya el consumo de 5 piezas de fruta u hortalizas al día, mantendrá sana a la persona.

Explica que los peruanos se están acostumbrando a lo artificial y no a preparar jugos, ensaladas de frutas o verduras en casa, así como no mantener una dieta equilibrada.

“Es muy necesario consumirque está presente en la leche, yema de huevo, pescados azules (bonito, jurel, caballa, anchoveta), hígado de res, conservas de pescados (atún, caballa), hongos, zetas y champiñones”, señala.

Explica que ayuda a un balance de calcio y fósforo en los huesos, intestinos y riñones; además, regula la secreción de insulina, la cicatrización de heridas, crecimiento de las células, regula la presión sanguínea y el sistema inmunológico.

En el caso de la que está en la papaya, naranja, aguaymanto, fresas, kiwi, pimientos y otros ayuda a formar el colágeno y a cicatrizar heridas.

También la vitamina E se encuentra en los huevos, brócoli y espinaca. Contribuye al correcto funcionamiento del sistema nervioso, la vista y los músculos.