La complicidad es un lenguaje que va creando intimidad y afinidad entre hombre y mujer. Foto: iStock.
La complicidad es un lenguaje que va creando intimidad y afinidad entre hombre y mujer. Foto: iStock.

Cuando se habla de complicidad con la pareja muchos piensan que se refiere solo al plano de las relaciones sexuales, pero están equivocados. Va más allá de ese concepto, es la armonía emocional, económica e íntima que ambos logran tener dentro de la relación.

TE PUEDE INTERESAR: Estas señales te ayudarán a conocer si ya no hay química en tu relación

La psicóloga Virginia Arroyo Guadalupe señala que la complicidad es un lenguaje que va creando intimidad y afinidad entre hombre y mujer. Esto les permitirá afrontar con mayor disposición los obstáculos que se presenten en las distintas etapas de la relación. ¡Cuidado! No se trata de complacer a la pareja siempre, es conversar y llegar a acuerdos mutuos.

Para mejorar la complicidad con tu galán debes hacer lo siguiente:

♦Fomenta el buen trato y la consideración entre ustedes. La comprensión, la paciencia y el respeto serán sus mejores aliados para sacar adelante su amor.

MIRA ESTO: La intimidad ¿puede acabar atando? y Cómo sentirse más amado

♦Haz que la honestidad reine en tu relación. Si algo no te gusta, díselo, no calles. Él seguirá tu ejemplo y así juntos podrán ver la mejor forma de solucionar los problemas.

♦No pierdan el sentido del humor. Las risas y los juegos fortalecen la complicidad. Mándale un chiste por WhatsApp durante el día, o cuando estén en la cama una guerrita de almohadas no estaría mal.

♦Acompáñense en diferentes actividades. Como cocinar, ir de compras al mercado, tomarse una copita de vino después del trabajo, ver el ocaso del sol, escuchar las olas del mar…

♦Tengan metas en pareja. Puede ser juntar dinero para hacer un viaje al extranjero o comprar un departamento. Para lograr cumplir sus objetivos lucharán juntos y si uno cae, el otro lo levantará. De eso se trata la complicidad, de ser un equipo.

NO LO PERMITAS

Cuando uno no es cómplice de su pareja, ambos se van distanciando al punto de ser dos extraños viviendo bajo un mismo techo. En este caso, debes evaluar tu relación y ver si aún se puede recuperar lo tenían antes. No se trata de forzar, solo ver si hay una posibilidad de seguir juntos.

MÁS INFORMACIÓN: