Si quieres cultivar varias plantitas a la vez y ya no tienes macetas, puedes utilizar diversos productos como baldes o botellas de plástico.
Si quieres cultivar varias plantitas a la vez y ya no tienes macetas, puedes utilizar diversos productos como baldes o botellas de plástico.

creó nuevos hábitos en todas las personas, y uno de ellos es el mayor interés en cultivar sus propios alimentos en casa. Las se llenaron de tips o secretos para que a través de tus propios alimentos obtengas las semillas necesarias para obtener frutas y verduras en macetas.

LEE ESTO: ¿Por qué son tan importantes los bosques para el planeta?

Por esa razón, el portal inmobiliario Adondevivir brinda 5 consejos básicos para que no falles en el intento de comer lo que cultivas en tu hogar:

1. Crea tu compost

Este deberá estar compuesto por desechos orgánicos los cuales son el 54% de los residuos que generamos, es decir cáscaras de frutas, residuos de verduras, restos de café molido e incluso papel de cocina, siempre y cuando no esté contaminado por químicos. De esta forma también contribuyes con el medio ambiente a través del reciclaje y la reutilización de desechos. Este compost es un abono natural para la tierra que usarás para plantar. Recuerda colocarlo en un envase grande con tapa, de esta forma evitarás visitantes molestos como las moscas.

TE PUEDE INTERESAR: Razones por la que deberías donar tus objetos que ya no usas

2. Infórmate sobre su cuidado

Algo que suele pasarle a muchas personas que empiezan sus huertos urbanos es que no averiguan lo suficiente sobre cada planta cultivada. Y es que algunas necesitan características específicas para crecer, o al menos germinar, como luz directa o sombra, la temperatura que debe rodearla o el crecimiento de las semillas en oscuridad.

3. Recicla

En algunos casos queremos cultivar varias cosas a la vez y se nos acabarán las macetas, pero no desesperes, cuando eso suceda no es necesario comprar más, puedes utilizar diversos productos como los baldes o botellas de plástico, tanto como semilleros o para trasplantar. Según el Ministerio del Ambiente (MINAM), cerca del 70% de los residuos que generamos pueden convertirse en nuevos productos.

4. Cultiva según el tamaño que tengas

No todos poseen terrazas o jardines que les permitan cultivar alimentos que necesiten de espacios grandes y hondos. Si tu caso es que tienes un espacio pequeño, trata de cultivar productos como rabanitos, zanahorias, lechugas, espinaca y cebolla.

5. Comienza con lo sencillo

Lo más aconsejable es iniciar cultivando plantas aromáticas, pues son bastante resistentes, crecen rápidamente, no necesitan de mucho espacio para crecer, y sobre todo, puedes usarlas directamente sobre la comida. Una vez que seas un experto en estas, ve por aumentando la dificultad.

MÁS INFORMACIÓN: