La humedad produce manchas en techo, cambio de tonalidad, pintura inflada hasta llegar al desprendimiento de la pintura, cristales, gotera o escurrimiento. 
Foto: Pexels.
La humedad produce manchas en techo, cambio de tonalidad, pintura inflada hasta llegar al desprendimiento de la pintura, cristales, gotera o escurrimiento. Foto: Pexels.

suelen surgir problemas de humedad en el hogar. Éstos no solamente generan problemas estéticos, sino que también pueden ocasionar problemas en su salud y la de su familia. A continuación, sepa como identificarlos y prevenirlos.

Te puede interesar: Hogar: 10 consejos para decorar y renovar toda tu casa sin afectar tu presupuesto

La humedad se origina principalmente por alguna de estas causas: materiales deficientes en el momento de la construcción, deterioro en el tiempo, impacto del clima e incluso la ventilación en el hogar. ¿Cuáles son los signos de que la humedad llegó a las estructuras de su casa? Percibirá un olor fuerte a humedad, manchas en paredes o techos, hasta goteras o la oxidación de sus pertenencias.

En esta nota compartimos algunas recomendaciones de especialistas de Sodimac Homecenter para poder prevenir y combatir la humedad en los tres espacios más comunes de su casa:

- Baño:

En este espacio el motivo de humedad suele ser la condensación causada al momento en que el vapor entra en contacto con las superficies frías. Para prevenirlo, recuerde mantener las ventanas abiertas, especialmente al momento de ducharse con agua en altas temperaturas. Además, se recomienda instalar un extractor de aire para favorecer la ventilación.

- Cocina:

Aquí también se produce humedad por condensación. En este caso, debido a las altas temperaturas al cocinar. Además, sepa que el moho en la cocina no solo se genera en paredes, puede incluso instalarse en su vajilla y alimentos. Prevenga esta situación con una adecuada ventilación. Puede apoyarse de una campana extractora, además recuerde no ubicar electrodomésticos como hervidores cerca de muebles de madera o melamina.

- Muros interiores o exteriores:

Son afectados por capilaridad (formada por agua acumulada en la base o fuentes adyacentes como una lluvia intensa, riego de jardines) o filtración (ej. rotura en tuberías). Esto produce las conocidas manchas en techo, cambio de tonalidad, pintura inflada hasta llegar al desprendimiento de la pintura, cristales, gotera o escurrimiento. Si usted ya ha detectado alguno de estos signos, siga estos pasos:

o Retire todo el material deteriorado de la pared, puede apoyarse de espátulas y lijas.

o Si tuviera hongos, se pueden limpiar con una mezcla de agua y cloro en proporción de 3:1, para luego lavar solo con agua. Si tuviera eflorescencias salinas se deben limpiar con una hidrolavadora.

o Aplique un bloqueador de humedad. Recuerde que este no se puede aplicar sobre pintura, por eso es necesario lijar para quitar las capas antiguas. Su aplicación permite formar una capa que deja respirar el muro y secarse, bloqueando la humedad e impidiendo su paso, aun cuando ésta provenga del otro lado del muro. Esto se recomienda especialmente en techos ya que es el área más expuesta a fuentes externas de agua.

o Después de su secado se puede pintar con látex, esmalte al agua, óleos o esmaltes sintéticos. Recuerde renovar la pintura de sus espacios como mínimo dos veces al año.

o Al momento de realizar estas reparaciones, no olvide utilizar elementos de protección personal como visor y guantes. Si detecta roturas o filtraciones de tuberías se recomienda recurrir a un especialista para su reparación.

También puedes leer: