¿Estás en una relación tóxica? ¿Cómo saberlo?
¿Estás en una relación tóxica? ¿Cómo saberlo?

En la actualidad a muchas mujeres les cuesta aceptar que su relación no es buena, que las está dañando emocionalmente. Se niegan a ver lo evidente, prefieren ‘normalizar’, por ejemplo, el maltrato psicológico con tal de seguir al lado de hombres que no las tienen como prioridad, sino como una opción más.

“Si tu pareja te genera más lágrimas que sonrisas significa que esa persona no es para ti, que estás viviendo una relación tóxica”, así lo señala la coach de vida Angie Palomino.

Si aún no lo puedes creer o no sabes exactamente cuáles son las señales de un amor tóxico, la especialista te ayuda a identificarlos:

1. Define qué es un amor tóxico. Si sientes ansiedad, angustia y frustración cuando no estás con tu pareja o no sabes dónde está, temo decirte que estás viviendo este tipo de amor.

2. No te sientes bien. Si los momentos tristes son más que los alegres, esa relación no está por buen camino. No puedes vivir solo con unos cuantos chispazos de alegría, pues eso afecta seriamente tu dignidad y autoestima.

3. Dejas de construir tus propios sueños. Tus metas no pueden estar en función de tu galán. Si dejas de estudiar un curso para estar más tiempo con él o ya no sales con tus amigas, estás equivocada. Él no es el eje de tu vida.

4. Me olvido de quién soy. Esto se da cuando te minimizas, cuando pierdes tu esencia. Por ejemplo, si evitas reírte o hacer muecas solo porque a tu chico no le gusta cómo lo haces o cuando te vistes según sus gustos. Eso es violencia invisible.

5. No eres su prioridad. Si te llama o te escribe cuando él quiere, no toma en cuenta tus opiniones para ir a algún lado o no está contigo en los momentos importantes o difíciles, déjame decirte que no significas muchas para él.

¡Entiende! Es mejor soltar.

El amor no lo entrega todo, no soporta todo, no da la otra mejilla para ser maltratada… El amor es un sentimiento sublime, libre y bonito. Si estás en una relación tóxica, córtala de una vez, te dolerá al inicio pero más adelante comprenderás que fue lo mejor pues notarás la diferencia en todos los aspectos de tu vida. Estarás más radiante, más alegre, más llena de vida. Si ya lo has intentado y no lo has conseguido, busca ayuda psicológica.