Higiene de sueño son los hábitos orientados a lograr un descanso reparador. Darnos un baño antes de dormir, por ejemplo, nos ayuda a eliminar carga estática, radiaciones y electro-smoke, obtenidas por el uso de computadoras, celulares y antenas. Foto: Pexels.
Higiene de sueño son los hábitos orientados a lograr un descanso reparador. Darnos un baño antes de dormir, por ejemplo, nos ayuda a eliminar carga estática, radiaciones y electro-smoke, obtenidas por el uso de computadoras, celulares y antenas. Foto: Pexels.

En reiteradas oportunidades escuché decir que dormir bien ayuda a tener el peso ideal. Pensé que era un mito, pero varios especialistas aconsejan descansar las ocho horas para que el cuerpo se recupere y tenga una buena salud. Para el doctor José Luis Pérez Albela, médico del equipo Magnesol la siesta es muy beneficiosa, pues, además de alargar la vida, también recarga de energías y nos ayuda a bajar de peso.

El experto nos aclara las dudas en este tema, así que a tomar nota:

1. ¿Existe relación entre el peso y la calidad de sueño? ¿Cuál es?

Sí. El sueño solar es importante, ya que hacer una siesta corta por la tarde de 15 a 30 minutos, además de alargar la vida y recargar energías, nos ayuda a bajar de peso, pues a veces creemos tener hambre cuando en realidad tenemos sueño.

2. ¿Qué es la higiene del sueño y cómo puede ayudarnos a tener un peso saludable?

Higiene de sueño son los hábitos orientados a lograr un descanso reparador. Darnos un baño antes de dormir, por ejemplo, nos ayuda a eliminar carga estática, radiaciones y electro-smoke, obtenidas por el uso de computadoras, celulares y antenas. Este hábito nos ayudará a tener un mejor descanso y esto último a tener un peso saludable.

3. ¿Cuáles son las causas del insomnio?

es un trastorno que debilita, intoxica, irrita y estriñe nuestro sistema. Con una deficiente alimentación y respiración, puede llevarnos a sufrir de depresión.

Una de las principales causas del insomnio se debe a que muchas veces leemos, escuchamos música o vemos televisión en la cama, es necesario cuidar de nuestro ambiente para dormir, procura que sea oscuro (puede usar antifaz para dormir) de esa manera el cerebro cree que es de noche y descansa mejor. Con los ojos tapados, el descanso es triple.

4. ¿Cuáles son las prácticas que se deben realizar para mejorar la calidad de sueño?

Para lograr conciliar un sueño placentero y reparador recomiendo:

· Hacer una 1 hora de ejercicio al día, dormir antes de la 10 pm, cenar ligero dos horas antes de ir a la cama.

· Evitar realizar ejercicios fuertes tres horas antes de dormir.

· Dormir entre 5 u 8 horas diarias.

· Levantarse y acostarse a la misma hora.

· Dormir con ropa cómoda.

· Tomar una ducha caliente o pasarte una toalla caliente,

· Colocar manzanilla seca dentro de la funda de la almohada.

· Existe un ejercicio ancestral que practicó siempre, recuéstate boca arriba con una almohada bajo las rodillas. Respira lenta y profundamente solo por la nariz; la lengua debe tocar el paladar. Piensa solo en tu respiración. Al inhalar di “yo” al exhalar “soy”. También puedes decirlo en sánscrito: “so ham”. Práctica este ejercicio durante 10 minutos.

5. ¿Existen alimentos que ayudan a tener un sueño reparador? ¿Cuáles son?

Si, los alimentos ricos en magnesio son alimentos que calman el sistema nervioso, ya que este mineral de la vida es el eslabón entre el sol y la planta. Puedes consumir sopa de cogollo de lechuga con zanahoria; así mismo la manzana con avena y miel de caña. Las infusiones con salvia real, también llamadas infusiones relajantes, tienen un papel en nuestro sueño reparador. Recomiendo las flores de azahar, lavanda, naranjo, pimpinela, toronjil, verbena o tumbo real, pueden tomarse cada 6 horas.

6. ¿Qué alimentos se deben evitar?

En primer lugar, se debe cenar ligero dos horas antes de ir a la cama, así mismo evitar alimentos que contengan carne, glútenes, y cafeína. Si tienes que comer tarde, prefiere fideos de arroz o solo arroz.

7. ¿Le gustaría agregar algo respecto al tema?

El sueño es sagrado y es una función biológica, por la cual nos desconectamos parcialmente de nuestro entorno. Pasamos casi un tercio de nuestra vida durmiendo, por lo cual es lógico suponer que hacerlo cumple funciones muy importantes tanto para el cuerpo como para la mente.

Dormir bien, en cantidad y calidad, debe ser considerado un tema de salud pública por el impacto que tiene en el resto de nuestras actividades diarias, en nuestra familia y, por ende, en la sociedad. El sueño nos ayuda a recuperar energías y nos permite asimilar de manera óptima los nutrientes de los alimentos que ingerimos. Podemos pasar varios días solo tomando agua y sin comer, pero nunca sin dormir.

Te puede interesar: