Los hay de algodón, fibra sintética o microfibra y siempre deben estar limpios. (Foto: Hans Braxmeier en Pixabay)
Los hay de algodón, fibra sintética o microfibra y siempre deben estar limpios. (Foto: Hans Braxmeier en Pixabay)

El trapo de cocina o secador es el gran aliado para quitarle toda la humedad de los platos o superficies; pero, este pedazo de tela se pasa la gran parte del día en uso y sin estar seco del todo. Para evitar los malos olores y que se mantenga en las mejores condiciones, los y trucos están para ayudarte .

MÁS INFORMACIÓN: Qué remedios caseros usar para eliminar las moscas y mosquitos en casa

En muchos hogares, estos paños de algodón, fibra sintética o microfibra no solo cumplen la función de secar platos, sino que se usan para las manos, limpiar superficies o agarrar las ollas calientes; sin embargo, esto no es lo más recomendable y cada uno debe tener una tarea específica para evitar una contaminación cruzada, por ejemplo, usar paños de microfibra para las superficies e ir enjuagando y reemplazando con frecuencia, de igual manera otro para después de lavarte las manos.

Trucos para cuidarlos

  1. Estos deben mantenerse secos para evitar que acumulen humedad y proliferen los gérmenes o bacterias.
  2. Al momento de lavarlos deben estar separados de otras prendas. Hay que usar un detergente potente para eliminar toda la suciedad y permanecer en remojo o en un programa largo en la lavadora.
  3. Para quitarles las manchas de comida se puede usar este remedio casero: solo debes remojarlo en agua caliente con detergente y dejar actuar por un par de horas y luego lavar con normalidad. También aplicar un quitamanchas en el área sucia. Ambas acciones se deben hacer con las manchas frescas para facilitar el trabajo.
  4. Para secarlos se deben colgar al sol bien estirados.
  5. Los paños de se deben ir cambiando con frecuencia y no esperar a que estén totalmente sucios.

Remedios caseros de utilidad

Para decirle adiós al moho, humedad, gérmenes y bacterias, aplica estos consejos:

Amoniaco

Desde ‘Mejor con salud’ poner los trapos de cocina en un recipiente con unas gotas de amoniaco. Dejar reposar por unas horas y luego meterlos a la lavadora. Estos deben lavarse solos y sin usar suavizante.

Agua hirviendo

Es el mejor remedio para quitar la suciedad y grasa de los trapos. En un recipiente con agua recién hervida colocar los trapos con un poco de detergente y lejía. Dejarlos remojar por un par de horas, enjuagar y tender al sol para que se sequen.

Vinagre

Este desinfectante natural ayudará a eliminar todas las bacterias de la tela. Para ello deberás poner agua caliente en un recipiente resistente a las altas temperaturas, añadir una buena cantidad de vinagre, meter los paños y dejar actuar por unas horas. Luego enjuagar y secar al aire.