A medida que el bebé va creciendo, hay que observar cómo responde el pañal a las actividades del día a día. Foto: iStock.
A medida que el bebé va creciendo, hay que observar cómo responde el pañal a las actividades del día a día. Foto: iStock.

Los pañales son necesarios para la higiene y el cuidado de un bebé. Según , los pequeños pueden llegar a usar hasta 8 unidades por día. Ante ello, es importante saber que la piel de los bebés es más delicada que la de un adulto. Por lo tanto, elegir la mejor opción de pañal y que se adapte a las necesidades del menor y de la familia, es una decisión primordial.

TE PUEDE INTERESAR: Crianza de niños: Orienta a tu hijo y evita el bullying

Antes de comprar un pañal, se sugiere revisar ciertas características, a fin de asegurar la comodidad del bebé para realizar sus actividades y al momento de dormir y, sobre todo, prevenir irritaciones en la piel. Por ende, es importante plantearse la siguiente pregunta: ¿Qué debo tener en cuenta para elegir el mejor pañal para mi bebé?

MIRA ESTO: Crianza de niños: ¿Cómo le digo a mis hijos que tengo cáncer?

Fiorella Poggi, gerente de Babysec, brinda recomendaciones para elegir el mejor pañal para el engreído o engreída del hogar:

1. Conocer el peso de tu bebé

Es recomendable saber el peso de tu bebé, así sabrás elegir la talla indicada. Por ejemplo, si tu hija/hijo está al límite de peso; según lo indicado en el empaque de pañal, se recomienda pasar a la siguiente talla, a fin de evitar que los bordes ajusten sus entrepiernas.

2. Tener absorción y suavidad

Los bebés al principio se alimentan de líquido, por lo que son consecutivas las veces en que mojan el pañal. Por lo tanto, es fundamental que este cuente con refuerzos o gel para evitar derrames y, por otro lado, que ayude a mantener seca la piel del bebé, impidiendo el contacto con los desechos. De este modo, se pueden prevenir las irritaciones.

3. Contar con flexibilidad

A medida que el bebé va creciendo, hay que observar cómo responde el pañal a las actividades del día a día. En este caso, los modelos anatómicos serán la mejor opción, ya que favorecen a la rutina del bebé.

4. Identificar la cantidad de pañales

Los bebés utilizan hasta 8 pañales diarios, esto varía según su crecimiento. Es importante identificar la rutina del pequeño o la pequeña y acorde a ello, proceder a cambiar el pañal cuando sea necesario. No esperar a que el bebé esté incómodo para recién realizar su higiene.

5. Corte en el pañal

Durante las primeras semanas el bebé aún tendrá el cordón umbilical y este debe estar fuera del pañal. Por ello, se recomienda utilizar uno para recién nacidos. Este tipo de pañal presenta un corte especial que favorece la correcta cicatrización del cordón umbilical y previene infecciones.

DATITO

Finalmente, se recomiende que, ante cualquier consulta en relación al cuidado o salud del bebé, el pediatra de cabecera será la persona idónea para resolver sus dudas o circunstancias.

MÁS INFORMACIÓN: