Recuerda que el miedo, la ira o la tristeza son capaces de desactivar la alegría en el núcleo familiar. No lo permitas.
Recuerda que el miedo, la ira o la tristeza son capaces de desactivar la alegría en el núcleo familiar. No lo permitas.

La crisis originada por ha afectado la salud mental y emocional de los peruanos. El aislamiento social, la pérdida de empleo, el contagio o fallecimiento de algún familiar, las deudas, entre otros, han generado un clima de tensión en el hogar. En ese sentido, Elena Carranza, especialista de Ediciones Corefo, explica las claves para aprender a manejar los conflictos en la familia.

REVISA AQUÍ: ¿Los padres alcohólicos dañan a sus hijos? ¿Cómo lo hacen?

“La familia es un gran agente de la sociedad, ya que desde aquí aprendemos a socializar, convivir y resolver problemas. Tenemos que aprender a mirar de manera positiva los conflictos y hacer de esto una oportunidad para transformar. Hay que aprender a comprender, escuchar y estar atento para solucionar. En momentos como estos tenemos que evaluar nuestra posición, luego los intereses y las necesidades”, explica Carranza.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Cómo cuidar a tus hijos del acoso cibernético? Entérate aquí

En ese sentido, la especialista ofrece cuatro consejos que conllevan a analizar algunas situaciones y poder practicar una sana convivencia en el hogar.

Sé consciente del diálogo interno

En una misma situación, ¿por qué dos personas pueden reaccionar de manera totalmente opuesta? Algunas personas la ven como una oportunidad para aprender y otras como algo negativo. “Hay que ser conscientes del diálogo interno, de esa conversación con uno mismo, hablarnos y empoderarnos mentalmente para buscar soluciones”, comentó la especialista.

Gestiona tu mundo emocional

Algunos estudios revelan que cada comentario poco afortunado en una discusión se tiene que compensar con cinco positivos. El miedo, la ira o la tristeza tienen tal poder que son capaces de desactivar la alegría. Si partimos de esta premisa, educar en la gestión de las emociones pasa por crear hogares donde se fomenten las emociones positivas a pesar de las dificultades que nos rodean.

Exprésate

Que todos los integrantes de la familia puedan expresar sus opiniones, aun si no están de acuerdo, es lo primero que se debe hacer y respetar. En ese sentido, la especialista ofrece un ejemplo: Se pueden hacer reuniones una vez a la semana y fomentar los espacios en familia. En la mayoría de trabajos hay reuniones diarias, semanales, mensuales. ¿Por qué en las familias no se hace? Empecemos a promover la unión entre nuestros seres queridos”, agrega Carranza.

Exprésate por escrito

En este punto, Carranza explica que se debe realizar la actividad con toda la familia. “Se trata de hacer un tablero con los nombres de cada integrante del hogar. Al costado de este tablero se debe colocar una cajita donde se puedan dejar tarjetitas con mensajes positivos como disculpas, agradecimientos, etc. Esta acción se debería hacer semanalmente con toda la familia. De esta manera, cada integrante de la familia podrá expresarse sin necesidad de tener una fecha especial y poder tener una mejor convivencia”, finalizó.

MÁS INFORMACIÓN: