Debido a una infección urinaria, se puede experimentar un hedor en la zona vaginal debido al exceso de urea que se produce.
Debido a una infección urinaria, se puede experimentar un hedor en la zona vaginal debido al exceso de urea que se produce.

Se suele asociar a la urología con los varones; sin embargo, las mujeres también pueden acudir a esta especialidad. Pero ¿en qué momento debemos visitar al urólogo? Para Ibrahín Echeverría, médico urólogo de la clínica Urozen, debe ser cuando se sientan molestias relacionadas con las vías urinarias y se presentan los siguientes síntomas:

MIRA: Cinco mitos comunes acerca de la vasectomía

1. Sangre en la orina

. Esto puede indicar la presencia de múltiples enfermedades benignas o malignas (tumores en el riñón o en la vejiga).

2. Escozor o dolor al orinar

Si tienes estos síntomas, puede tratarse de una cistitis o una uretritis.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Qué alimentos puedo y qué no puedo comer si tengo gastritis?

3. Dolor en la zona lumbar (espalda baja)

En ocasiones, va acompañado de náuseas y vómitos. Esta puede ser la manifestación de una infección urinaria que ha alcanzado los riñones.

4. Miccionar de manera constante

Por lo general, es con poco volumen y sin la sensación de vaciamiento de la vejiga. Aquí puede tratarse de un problema de irritación de la vejiga.

5. Mal olor en la zona vaginal

Debido a una infección urinaria, se puede experimentar un hedor en la zona vaginal debido al exceso de urea que se produce.

SABÍAS QUE...

Para evitar estos problemas es importante beber agua, llevar una dieta balanceada, evitar el consumo de tabaco y practicar ejercicios. con regularidad.

TAMBIÉN PUEDES LEER:

Salud: Cinco efectos del cigarro en la sexualidad

El consumo del tabaco, además, de estar asociado a diferentes problemas de salud como: cáncer, enfermedades cardiovasculares, problemas respiratorios, entre otros, afecta el desempeño sexual

Consumo de tabaco afecta la vida sexual
Consumo de tabaco afecta la vida sexual

El consumo de tabaco está asociado a diversos problemas de salud, entre ellos el desarrollo de varios tipos de cáncer, enfermedades cardiovasculares, problemas respiratorios, entre otros. Como señala el Dr. Irving Hernández, urólogo de la clínica Urozen, los componentes tóxicos, presentes en los cigarrillos, son los responsables de los efectos nocivos para la salud, “si bien en la sociedad se ha extendido un uso recreativo, se debe considerar el daño que ocasionan en el organismo sustancias como el amoníaco, el monóxido de carbono, el alquitrán, el mercurio, entre otros de alta toxicidad, sumado a la adicción que genera la nicotina”, agrega el especialista.

Asimismo, el consumo de tabaco genera un impacto negativo en la sexualidad y la capacidad reproductiva. En ese sentido, el profesional de la salud, lista a continuación cinco consecuencias sobre la salud sexual asociadas al consumo de cigarros:

Disfunción eréctil. Aproximadamente el 30% de los problemas de erección son causados por el tabaquismo. Debido a los químicos tóxicos que contiene el cigarro, la circulación sanguínea se ve reducida en las arterias peneanas, dificultando así una buena erección ante los estímulos sexuales.

Disminución del deseo sexual. Tanto en varones como en mujeres se ha evidenciado una disminución de la libido debido al consumo excesivo de cigarrillos.

Retardo en la capacidad orgásmica. Se manifiesta con la ausencia o dificultad para alcanzar orgasmos en un acto sexual.

Baja lubricación. En mujeres puede presentarse una baja lubricación o sequedad vaginal debido a que el cigarro disminuye los niveles de estrógeno en el organismo.

Problemas en la fertilidad. Diversos estudios han demostrado que el cigarro puede afectar la capacidad reproductiva tanto en hombres como en mujeres provocando alteraciones en espermatozoides y óvulos.

Para finalizar, el especialista indica que es posible que las personas que dejen de fumar puedan recuperar con éxito su vida sexual, “es importante realizar chequeos oportunos en centros urológicos especializados para recibir el tratamiento más adecuado, llevar una vida sana, practicar deporte y mantener una dieta balanceada”.

MÁS INFORMACIÓN: