Cerca de nueve de cada 10 personas que reciben un diagnóstico y tratamiento tempranos de cáncer colorrectal, continúan con vida cinco años después.
Cerca de nueve de cada 10 personas que reciben un diagnóstico y tratamiento tempranos de cáncer colorrectal, continúan con vida cinco años después.

El de Colon se conmemora cada 31 de marzo, y es buen momento para conocer más sobre este mal oncológico que ocupa la quinta posición entre las patologías oncológicas con mayor cantidad de casos nuevos al año, más cuatro mil, según el último reporte del estudio Globocan 2020.

De acuerdo con el Dr. Víctor Castro, médico oncólogo y miembro de la Sociedad Peruana de Oncología Médica, esto se debe a factores como el aumento del consumo de tabaco, la , los malos hábitos alimenticios y la inactividad física. Esta patología inicia en el interior del colon, lugar donde se forman grupos pequeños y no cancerosos (benignos) de células llamadas pólipos. “Suele afectar en su mayoría a los adultos mayores, aunque puede ocurrir a cualquier edad. En los últimos años se ha visto un incremento significativo en la población menor a 30 años”, agrega el especialista.

LEE: Cáncer de Mama: Cinco formas de prevenir esta enfermedad

Por otra parte, anualmente, más de 1,800 personas mueren en el país a causa del cáncer de colon, ya que esta patología suele diagnosticarse en etapas avanzadas y, en consecuencia, los pacientes reciben el tratamiento de forma tardía, lo que reduce su expectativa de vida. Por este motivo, es importante prevenir y lograr una identificación oportuna:

  • Signos de alerta. Entre los signos tempranos del cáncer de colon se encuentran el aumento de las diarreas o estreñimiento y las variaciones en la consistencia de las heces. Además, estos síntomas pueden venir acompañados de sangrado rectal, molestia abdominal persistente (calambres), gases, entre otros.
  • Chequeos preventivos. Muchos pacientes con cáncer de colon no experimentan síntomas en las primeras etapas de la enfermedad y, cuando aparecen, es probable que varíen según el tamaño del cáncer y de la ubicación en el intestino grueso. Por eso, se recomienda que todas las personas, con o sin antecedentes familiares, se realicen un chequeo preventivo anual, principalmente los mayores de 45 años.
LEE: Alimentos que ayudan a prevenir el cáncer
  • Llevar un estilo de vida saludable. Si bien para los adultos mayores la herencia juega un papel importante en la aparición de la enfermedad, en los jóvenes, el desarrollo de cáncer de colon está relacionado con el estilo de vida. De ahí la importancia de llevar una dieta diaria balanceada, baja en grasas y que incluya alimentos ricos en fibra, como frutas, vegetales, legumbres, entre otros; evitar el consumo de alcohol y tabaco; mantener un peso adecuado y realizar ejercicio periódicamente.

Cabe resaltar que el 90% de los casos en los que se detecta a tiempo se puede curar, mientras que sólo el 14% de los diagnosticados con enfermedad metastásica tienen una expectativa de vida menor. La buena noticias es existen tratamientos innovadores, seguros y eficaces que permiten que el paciente tenga un mejor pronóstico.