Estos son algunos de los beneficios que trae el consumo de nutrientes para cuidar el funcionamiento del cerebro. Sin embargo, no reemplaza es diagnóstico de un profesional de la salud mental, el cual debe ser consultado si estos síntomas se mantienen. Foto: Pexels.
Estos son algunos de los beneficios que trae el consumo de nutrientes para cuidar el funcionamiento del cerebro. Sin embargo, no reemplaza es diagnóstico de un profesional de la salud mental, el cual debe ser consultado si estos síntomas se mantienen. Foto: Pexels.

Uno de los órganos más importantes que posee el ser humano es el cerebro, ya que, es el encargado principal de procesar información, coordinar los movimientos del cuerpo y, claro, tiene gran participación en la regulación de las emociones. que incluya los nutrientes adecuados puede mejorar el funcionamiento de hormonas y neuronas involucradas en el sistema límbico, parte del cerebro que incluye el tálamo, hipotálamo y la amígdala cerebral, el cual es el responsable de las emociones.


Por eso, se recomienda la ingesta de alimentos cerebro-activos, ya que estos contienen dentro de sus componentes diferentes nutrientes que pueden ayudar a mejorar la actividad cerebral. Sylvia Rodríguez, nutricionista del equipo Magnesol, detalla algunos beneficios de incorporarlos en la dieta para cuidar la mente:

1. Mejora la función de neurotransmisores:

La ingesta de magnesio en la alimentación o a través de un suplemento, permite un óptimo funcionamiento de diversos neurotransmisores, entre ellos la serotonina, sustancia química que viaja entre las neuronas y cuando aumentan sus niveles, se generan sensaciones de bienestar y satisfacción, por lo que, es comúnmente conocida como ‘la hormona de la felicidad’.

2. Preserva la función cognitiva:

El consumo de glucosa es por excelencia el combustible de las células nerviosas. La mínima ingesta diaria es de 1,4 g/día y la máxima es de 7g/día para garantizar el mantenimiento de las funciones cerebrales. Por eso, incluirlo en la alimentación va a ayudar a preservar la función cognitiva durante los episodios de estrés.

3. Permite el desarrollo cerebral óptimo:

Alimentos que cuenten con omega 3 en su composición, tales como semillas de linaza, chía molida o en aceite y nueces, pueden ayudar a la protección neuronal en el hipocampo, parte del cerebro involucrado en la gestión de emociones.

Estos son algunos de los beneficios que trae el consumo de nutrientes para cuidar el funcionamiento del cerebro. Sin embargo, no reemplaza es diagnóstico de un profesional de la salud mental, el cual debe ser consultado si estos síntomas se mantienen.

Te puede interesar: