La incontinencia urinaria puede ocurrirle a cualquiera, pero es más frecuente con la edad.
La incontinencia urinaria puede ocurrirle a cualquiera, pero es más frecuente con la edad.

La es definida como la pérdida del control de la vejiga a través de la uretra. Aunque tiene una mayor prevalencia en mujeres (en la edad de la menopausia hacia adelante) también lo pueden padecer los hombres, su probabilidad se incrementa, con el avanzar de los años, sin diferenciar condiciones de sexo o raza.

Según explica el médico geriatra Pedro Salomé, “la incontinencia urinaria o pérdida del es de carácter fisiológico y puede producirse de manera involuntaria en el momento y/o lugares no adecuados. Aunque no es propia sólo de los mayores de 65 años, ni se considera una enfermedad peligrosa, puede generar un gran impacto psicológico y afecciones en la autoestima de la persona que la padece; capaz de provocar vergüenza, estrés, ansiedad o depresión”.

TE PUEDE INTERESAR:

Síntomas y recomendaciones

Existen diferentes tipos de incontinencia, las pérdidas de orina pueden ser menores y ocasionales o leves a moderadas con mayor frecuencia.  El Dr. Salomé explica “Si la persona presenta entre una y dos pérdidas urinarias, o gotas de orina, durante el mes, es una manifestación aún leve, que requiere de la evaluación integral de un especialista para formular un posible tratamiento”.

Tipos de continencia urinaria

Incontinencia de esfuerzo. Se produce cuando el movimiento o la actividad física ejerce presión sobre la vejiga, y provoca pérdidas de orina. Esto suceder en acciones cotidianas como toser, estornudar, reír, hacer ejercicio o levantar algo pesado.

Incontinencia por rebosamiento. Este es un tipo ocurre cuando el goteo de orina es frecuente o constante, debido a que la vejiga no se vacía por completo. Esta dificultad para vaciar la vejiga adecuadamente, a veces, puede estar relacionada con una obstrucción uretral causada por el agrandamiento de la próstata, retención fecal, etc. Eso lo determinará el médico.

MÁS: ¿Estás recién casada? Cuidado con la cistitis

Incontinencia de urgencia. Necesidad repentina e intensa de orinar, seguida de una pérdida involuntaria de orina. La incontinencia de urgencia puede deberse a una afección menor, como una infección, o a una enfermedad, como un trastorno neurológico o .

Incontinencia funcional. Un deterioro físico o mental te impide llegar al baño a tiempo.

Incontinencia mixta. Presencia de más de un tipo de incontinencia urinaria.

En el cuidado de aquellas personas que tienen hay varios puntos a considerar. Una recomendación clave es mantener la piel seca con productos con alto nivel de absorción, “Utilizar productos que permitan que la piel respire va a permitir que la persona se mantenga seca por más tiempo y reducirá la posibilidad de irritaciones en la piel. Además, esto debe acompañarse con adecuadas condiciones de higiene” sostiene Daniela Larsen, Brand Manager de Cotidian, marca de cuidado e higiene del Adulto.